Rolls-Royce Phantom Drophead Coupe 2015, el rey de los convertibles

Rolls-Royce Phantom Drophead Coupe 2015, el rey de los convertibles

El Rolls-Royce Phantom Drophead Coupe 2015 que como todo modelo de la firma británica cuenta con lo mejor de los mejor en diseño, lujo, desempeño y tecnología, es sin duda el rey de los convertibles.

No solo por su precio base de $479,775 – el modelo de producción más caro del mercado -, sino porque simplemente no existe otro convertible de cuatro plazas en el mundo.

El Rolls-Royce Phantom Drophead Coupé 2015, cuyo diseño fue inspirado en un yate de 1930, es fabricado sobre una plataforma de aluminio, que le da una solidez insuperable para una sensación de manejo extraordinaria, tomando en cuenta su tamaño (220.9 pulgadas de largo, 78.2 pulgadas de ancho y 61.7 pulgadas de altura) y peso (5,900 libras).

El Rolls-Royce Phantom Drophead Coupe 2015 que como todo modelo de la firma británica cuenta con lo mejor de los mejor en diseño, lujo, desempeño y tecnología, es sin duda el rey de los convertibles.  No solo por su precio base de $$479,775 - el modelo de producción más caro del mercado -, sino porque simplemente no existe otro convertible de cuatro plazas en el mundo.  El Rolls-Royce Phantom Drophead Coupé 2015, cuyo deseño fue inspirado en un yate de 1930, es fabricado sobre una plataforma de aluminio, que le da una solidez insuperable para una sensación de manejo extraordinaria, tomando en cuenta su tamaño (220.9 pulgadas de largo, 78.2 pulgadas de ancho y 61.7 pulgadas de altura) y peso (5,900 libras).  En la cabina cuenta con 130.7 pulgadas de distancia entre los ejes, lo que permite que el conductor y tres pasajeros viajen en el más cómodo y refinado ambiente que puede ofrecer un auto.  Este convertible, digno de reyes y reinas, cuenta con lo más avanzado de la tecnología de seguridad, comunicación y entretenimiento, además de un sistema de suspensión que parece hacer flotar el vehículo sobre cualquier superficie.  La atención al detalles se nota en cada aspecto de diseño del Rolls-Royce Phantom Drophead Coupé 2015; desde la forma en que abren las dos puertas con bisagras opuestas, el sistema de cerrado con la presión de un botón, las tapas de las ruedas con el emblema RR que se mantiene siempre vertical, las sombrillas ocultas al frente de cada una de las puertas y por supuesto la capota de lona que cuando está cerrada hace olvidar a los ocupantes de que se trata de un convertible por lo silencioso de la cabina.

En la cabina cuenta con 130.7 pulgadas de distancia entre los ejes, lo que permite que el conductor y tres pasajeros viajen en el más cómodo y refinado ambiente que puede ofrecer un auto.

Este convertible, digno de reyes y reinas, cuenta con lo más avanzado de la tecnología de seguridad, comunicación y entretenimiento, además de un sistema de suspensión que parece hacer flotar el vehículo sobre cualquier superficie.

El Rolls-Royce Phantom Drophead Coupe 2015 que como todo modelo de la firma británica cuenta con lo mejor de los mejor en diseño, lujo, desempeño y tecnología, es sin duda el rey de los convertibles.  No solo por su precio base de $$479,775 - el modelo de producción más caro del mercado -, sino porque simplemente no existe otro convertible de cuatro plazas en el mundo.  El Rolls-Royce Phantom Drophead Coupé 2015, cuyo deseño fue inspirado en un yate de 1930, es fabricado sobre una plataforma de aluminio, que le da una solidez insuperable para una sensación de manejo extraordinaria, tomando en cuenta su tamaño (220.9 pulgadas de largo, 78.2 pulgadas de ancho y 61.7 pulgadas de altura) y peso (5,900 libras).  En la cabina cuenta con 130.7 pulgadas de distancia entre los ejes, lo que permite que el conductor y tres pasajeros viajen en el más cómodo y refinado ambiente que puede ofrecer un auto.  Este convertible, digno de reyes y reinas, cuenta con lo más avanzado de la tecnología de seguridad, comunicación y entretenimiento, además de un sistema de suspensión que parece hacer flotar el vehículo sobre cualquier superficie.  La atención al detalles se nota en cada aspecto de diseño del Rolls-Royce Phantom Drophead Coupé 2015; desde la forma en que abren las dos puertas con bisagras opuestas, el sistema de cerrado con la presión de un botón, las tapas de las ruedas con el emblema RR que se mantiene siempre vertical, las sombrillas ocultas al frente de cada una de las puertas y por supuesto la capota de lona que cuando está cerrada hace olvidar a los ocupantes de que se trata de un convertible por lo silencioso de la cabina.

La atención al detalles se nota en cada aspecto de diseño del Rolls-Royce Phantom Drophead Coupé 2015; desde la forma en que abren las dos puertas con bisagras opuestas, el sistema de cerrado con la presión de un botón, las tapas de las ruedas con el emblema de Rolls-Royce RR que se mantiene siempre vertical, las sombrillas ocultas al frente de cada una de las puertas y por supuesto la capota de lona que cuando está cerrada hace olvidar a los ocupantes de que se trata de un convertible por lo silencioso de la cabina.

El Rolls-Royce Phantom Drophead Coupe 2015 que como todo modelo de la firma británica cuenta con lo mejor de los mejor en diseño, lujo, desempeño y tecnología, es sin duda el rey de los convertibles.  No solo por su precio base de $$479,775 - el modelo de producción más caro del mercado -, sino porque simplemente no existe otro convertible de cuatro plazas en el mundo.  El Rolls-Royce Phantom Drophead Coupé 2015, cuyo deseño fue inspirado en un yate de 1930, es fabricado sobre una plataforma de aluminio, que le da una solidez insuperable para una sensación de manejo extraordinaria, tomando en cuenta su tamaño (220.9 pulgadas de largo, 78.2 pulgadas de ancho y 61.7 pulgadas de altura) y peso (5,900 libras).  En la cabina cuenta con 130.7 pulgadas de distancia entre los ejes, lo que permite que el conductor y tres pasajeros viajen en el más cómodo y refinado ambiente que puede ofrecer un auto.  Este convertible, digno de reyes y reinas, cuenta con lo más avanzado de la tecnología de seguridad, comunicación y entretenimiento, además de un sistema de suspensión que parece hacer flotar el vehículo sobre cualquier superficie.  La atención al detalles se nota en cada aspecto de diseño del Rolls-Royce Phantom Drophead Coupé 2015; desde la forma en que abren las dos puertas con bisagras opuestas, el sistema de cerrado con la presión de un botón, las tapas de las ruedas con el emblema RR que se mantiene siempre vertical, las sombrillas ocultas al frente de cada una de las puertas y por supuesto la capota de lona que cuando está cerrada hace olvidar a los ocupantes de que se trata de un convertible por lo silencioso de la cabina.

You may also like

Sign In

Reset Your Password

Email Newsletter