Ford contra los baches en las carreteras

Ford contra los baches en las carreteras

El Ford contra los baches; suena como el título de una película de acción, pero en realidad se trata de un programa para hacer frente al hecho de que esas imperfecciones en las carreteras le han costado más de $15,000 millones en reparaciones de los autos a los conductores de Estados Unidos, según un reciente estudio de la AAA.

Ford está recreando los efectos de los peores baches del mundo y otras superficies extremas en su centro de pruebas de Ford en Lommel, Bélgica, donde tiene 50 millas de pistas y más de 100 superficies extremas, incluyendo casi dos millas de baches, que representan a las condiciones en 25 países.

El costo promedio de las reparaciones por los daños que causa un bache en la carretera a las ruedas, guardafangos, parachoques y otras partes, es de $300, según el estudio de la AAA.

Los obstáculos en el camino, como baches, bloques de granito en Bélgica y adoquines franceses ayudan a Ford a probar y desarrollar innovaciones que hacen que los autos sean más resistentes.

“Desde un cruce lleno de baches en China a una accidentada callejuela alemana… esta pista es un verdadero catálogo de superficies difíciles que se pueden encontrar nuestros usuarios”.

– Eri-Jan Scharlee, Técnico de durabilidad de las instalaciones de pruebas de Ford en Lommel.

“Al incorporar estos desafíos reales a nuestras instalaciones de pruebas, podemos desarrollar vehículos futuros para que puedan responder mejor a las condiciones adversas”, agregó.

Ford contra los baches

Obsesión por la seguridad

Los ingenieros están siempre investigando nuevos añadidos a nuestras instalaciones. Empleando un equipamiento similar al utilizado por sismólogos que estudian terremotos, los ingenieros atraviesan baches a velocidades de hasta 45 millas por hora (70 km/h), utilizando sensores para registrar las cargas y tensiones sobre la suspensión y los componentes.

Esto incluye superficies tan diversas como bloques de granito de Bélgica, adoquines de París y badenes de Brasil. La obsesión de Ford por asegurarse de que sus autos soporten las peores carreteras del mundo ha llevado a conseguir innovaciones.

Por ejemplo, Ford ha incluido por primera vez en Europa el Control de Amortiguación Continuo con Reducción de Baches en el Ford Mondeo, el Galaxy y el S-MAX. La tecnología ajusta la suspensión si detecta que una rueda ha entrado en un bache y puede ayudar a los conductores a mantener el control de su vehículo mientras
intentan evitar obstáculos.

En esas misas pruebas se está experimentando con el Ford Fusion V6 Sport, equipado con ese sistema como parte del equipo estándar, lo que no solo protege al autor, sino a la billetera de su dueño.

Ford contra los baches

Todos los modelos que Ford comercializa en Europa son puestos a prueba en Lommel, donde los ingenieros y los probadores cubren más de 3.5 millones de millas cada año.

Por ejemplo, los pilotos de pruebas condujeron la nueva Ford Transit a lo largo del circuito más de 5,000 veces como parte de un régimen de pruebas diseñado para simular 10 años de uso intenso en sólo seis meses.

Las instalaciones de pruebas también incluyen un circuito de alta velocidad, baños de sal y barro y pruebas de corrosión en cámaras de alta humedad. Los prototipos también se ponen a prueba en todo el mundo a temperaturas que oscilan entre los -40º F a los 104º F.

“Analizar los datos recogidos durante las pruebas de vehículo ha permitido a Ford desarrollar una gama de tecnologías avanzadas de ayuda al conductor y diseñar modificaciones que ayudan a mejorar de manera continua la seguridad y robustez de nuestros vehículos”, agregó Scharflee.

Ford contra los baches

You may also like

Sign In

Reset Your Password

Email Newsletter