El motor Bóxer de Subaru cumple medio siglo

El motor Bóxer de Subaru cumple medio siglo

La primera versión del motor Bóxer de Subaru fue denominado EA, ostentaba una capacidad de 1,000 centímetros cúbicos y ofrecía una potencia de apenas 55 caballos de fuerza.

Desde aquel entonces, la marca japonesa no se ha detenido en el constante desarrollo de esta tecnología que impulsa sus autos.

De hecho, todos los modelos actuales de la marca de la constelación cuentan con motores longitudinales de cilindros opuestos, que funcionan con gasolina y con diésel.

Su potencia varía desde los 114 caballos de fuerza del motor del 1.6 atmosférico que incorpora la versión inicial del modelo XV, hasta los 300 caballos del motor 2.5 turboalimentado que equipa el WRX STI, un impulsor utilizado por el team STI en las 24 horas de Nurburgring.

Una de las principales características del impulsor Bóxer es su configuración en la cual los cilindros se encuentran opuestos horizontalmente, en tanto que los pistones se ubican simétricamente en dos culatas opuestas con dos pistones cada una, cancelando sus inercias mutuamente y obteniendo como resultado menor vibración, mayor equilibrio rotacional y una notable sensación de suavidad, disponible en un amplio espectro de revoluciones.

De igual forma, los motor Bóxer cuenta con un perfil plano y bajo, con lo cual se obtiene un centro de gravedad idóneo para ofrecer mayor estabilidad y comportamiento, principalmente en vehículos con características off-road.

Motor Bóxer de Subaru, sello de una marca

El motor Bóxer de Subaru cumple medio siglo

Subaru es una de las pocas marcas automotrices que utilizan la configuración bóxer, tanto en sus impulsores a gasolina, como en los diésel, cuyo desarrollo comenzó en 1999. La primera generación del bóxer diésel firmado por Subaru nació en el 2008 y supuso una auténtica revolución gracias a su tamaño compacto, peso reducido, elevada rigidez y al empleo de un bloque de carrera corta.

Hoy en día, los modelos Subaru vienen equipados con la quinta generación del motor de dos litros de cilindrada, que presume muy bajos niveles de ruido y vibración. El complemento de esta motorización en el bien conocido sistema simétrico de transmisión (Symmetrical All-Wheel Drive) que brinda un comportamiento ideal en curvas, gracias a su estabilidad, tracción y un perfecto equilibrio en la distribución de peso.

Sobre el tema, el pasado mes de marzo, Subaru produjo la unidad número 15 millones de su legendaria tracción integral permanente Symmetrical All-Wheel Drive (AWD), que fue introducida en el Subaru Leone 4WD Estate, precursor del Outback y del Impreza, un vehículo que vio la luz por primera vez en septiembre de 1972.

El motor Bóxer de Subaru cumple medio siglo

You may also like

Sign In

Reset Your Password

Email Newsletter