Subaru All Around Safety desde Bifuka, Japón

Subaru All Around Safety

A partir de octubre del presente año, todos los desarrollos futuros de la tecnología EyeSight así como del resto de tecnologías diferenciales de la marca que conforman su filosofía Subaru All Around Safety, podrán ser desarrolladas y evolucionadas a fondo en el renovado centro de desarrollo que recibirá una inversión total de casi $25 millones.

Todo esto luego de que Subaru Corporation ha anunciado la ampliación y profunda renovación de sus instalaciones y pistas de desarrollo y evolución de sistemas de asistencia a la conducción, ubicadas en Bifuka, Japón.

Las instalaciones de Bifuka cuentan con una amplia superficie de 361 hectáreas y se crearon en 1995 para realizar pruebas de conducción en hielo y nieve durante el invierno, incluyen trazados de alta velocidad y de maniobrabilidad, así como zonas específicas para la conducción invernal.

Uno de los grandes objetivos de Subaru es que sus funciones de seguridad puedan ser empleadas también en condiciones climatológicas adversas, ya que sus vehículos suelen ser utilizados con frecuencia en condiciones de baja adherencia.

La actualización y mejora del centro de pruebas, permitirá a Subaru Corporation contar con la mejor ubicación para probar a fondo todos sus nuevos desarrollos relacionados con la seguridad preventiva y asistencia a la conducción, incluyendo como última novedad, las incorporaciones y salidas de autopistas, curvas de alta velocidad e intersecciones urbanas.

Subaru All Around Safety

Subaru All Around Safety

El objetivo principal de esta inversión no es otro que posicionar la marca como referente en seguridad activa, pasiva y preventiva, e ir incorporando paulatinamente la tecnología Subaru EyeSight a todos los modelos de la gama.

Según los datos recogidos entre una amplia muestra de propietarios de Subaru, 25 % reconoce haber evitado un accidente gracias al EyeSight, se ha reducido el número de accidentes en 61% y el de impactos traseros en 84%.

Por este motivo, es imprescindible para Subaru avanzar en su ambicioso plan de desarrollo del EyeSight, e incorporar nuevas funciones como el Touring Assist o Asistente en Viaje, cuya finalidad no es otra que reducir significativamente la fatiga durante la conducción, controlando de forma automatizada tanto la aceleración, como la frenada y los giros a cualquier velocidad, incluso a bajas velocidades en atascos.

Esta función ha sido incorporada en la SUV Levorg y el súper deportivo Subaru WRX S4 a la venta únicamente en Japón desde este mes.

En las versiones anteriores del EyeSight, el Control de Asistencia de Carril sólo operaba con velocidades superiores a 37.5 millas por hora (60km/h) o más, pero el nuevo Asistente de Viaje posibilita esta funcionalidad a cualquier velocidad.

Además incorpora el giro del volante automático que sigue al vehículo precedente dentro del mismo carril, en combinación con el Control de Crucero Adaptativo para ayudar al conductor con el control automático de la aceleración, frenada y giro en las autopistas.

Subaru Eyesight

La tecnología EyeSight es un sistema desarrollado por Subaru y empleado únicamente en sus vehículos. Fue introducido por primera vez en 2008, pero acumula 28 años de desarrollo y más de un millón de unidades vendidas.

El asistente de conducción, funciona con dos cámaras estéreo que monitorizan lo que sucede delante del vehículo de manera similar a como haría el ojo humano, analizando la información recogida sobre las marcas viales de los carriles, y distinguiendo entre vehículos, peatones, señales de tráfico e incluso las luces de freno del vehículo que nos precede, para ofrecer un funcionamiento más natural en multitud de situaciones reales y reducir de forma considerable la fatiga del conductor.

Su nivel de efectividad, le ha valido para obtener un gran reconocimiento a nivel internacional.

En base a las condiciones de la carretera y a la información proporcionada por las dos cámaras estéreo que funcionan como “dos ojos adicionales”, el software del sistema de la unidad de control que opera como el “cerebro” del sistema, analiza la cantidad de control necesaria y actúa sobre las “manos y los pies”, volante, motor, acelerador y frenos, según lo requieran las circunstancias ayudando al conductor a reducir las posibilidades de sufrir un accidente.

El potencial de las cámaras, se completa con un paquete de sensores que ayudan a mejorar la rapidez y sensibilidad general del sistema.

Subaru Bifuka

You may also like

Sign In

Reset Your Password

Email Newsletter