Frenado automático en reversa; tecnología que sí evita accidentes

Frenado automático en reversa
Frenado automático en reversa

Los sistemas de frenado automático en reversa, junto a las cámaras y los sensores instalados en los modelos más recientes, han ayudado a reducir en casi 80% el número de accidentes en maniobras de estacionamiento, según datos del Instituto de Aseguradoras y Seguridad en las Carreteras (IIHS).

Y aunque este tipo de accidentes por lo general no causa lesiones graves a los ocupantes de los vehículos, sí provocan  gastos en reparaciones y pérdida del uso de auto por días enteros.

El IIHS probó recientemente seis populares modelos 2017 — el sedán BMW 5 Series, los SUVs Cadillac XT5, Infiniti QX60 y Jeep Cherokee, la vagoneta Subaru Outback y el hatchback Toyota Prius -, comprobó y calificó la efectividad de sus sistemas de seguridad para evitar este tipo de colisiones.

Dos modelos, el Cadillac XT5 y el Subaru Outback, recibieron la calificación “superior” y los otros cuatro “avanzada”, bajo un criterio de tres niveles de efectividad para hacer que el vehículo frene por sí solo en maniobras de reversa aun cuando el conductor no está poniendo la atención necesaria a la maniobra.

Los seis modelos de la prueba estaba equipados con los sistemas opcionales de frenado automático en reversa, sensores para maniobras de estacionamiento y alerta de tráfico cruzado trasero.

Frenado automático en reversa; tecnología que sí evita accidentes
Frenado automático en reversa

De acuerdo a datos del IIHS en cuanto a los reclamos de las pólizas de seguro, el uso de estas tecnologías ha ayudado a reducir este tipo de accidentes en 78% durante los últimos dos años.

El sistema de frenado automático en reversa apenas está disponible como parte del equipo estándar en 1% de los modelos nuevos 2018 y se ofrece como opción en apenas 5%.

Por su parte, la alerta de tráfico cruzado trasero es opcional en 45% de los modelos y parte del equipo estándar en 11%, mientras que los sensores de estacionamiento son opcionales en 59% y estándar en 33%.

Durante las pruebas realizadas por el IIHs, se calculó que la Cadilac XT5 evitó daños por $3,477 si hubiera chocado contra un poste no visible para el conductor a simple vista, mientras que el Subaru Outback evitó un accidente cuya reparación habría costado $1,159, tras chocar contra un Chevrolet Cruze, que habría sufrido daños por $740.

Frenado automático en reversa; tecnología que sí evita accidentes

You may also like

Sign In

Reset Your Password

Email Newsletter