Maserati Levante Q4 rompió récord Guinness sobre un lago congelado

Maserati Levante Q4 rompió récord Guinness
Maserati Levante Q4 rompió récord Guinness

El titular Maserati Levante Q4 rompió récord Guinness sobre un lago congelado, es exactamente lo que pasó en  St. Moritz, Suiza, donde el SUV de lujo italiano arrastró al snowboarder británico Jamie Barrow a 93.53 millas por hora.

Barrow estableció el primer récord de la prueba en febrero de 2016, cuando registró a una velocidad de 62.41 millas por hora (99.87 km/h), aún cuando no contó con todas las condiciones necesarias para alcanzar más velocidad.

Por ejemplo, la pista era un poco más corta de lo planeado originalmente y la nieve de la superficie no permitía el agarre necesario.

Esta vez, el camepón regresó al lago con el Maserati Levante Q4 2018, equipado con un  motor Twin Turbo V6 de 3.0 litros que genera 424 caballos de fuerza y 428 libras de torsión,  sistema Q4 Intelligent All-Wheel Drive y la recientemente desarrollada dirección EPS que dota al SUV de las mayores capacidades de control bajo cualquier circunstancia del terreno.

Además, estaba equipado con neumáticos Pirelli Scorpion Winter con 474 clavos de 4 milímetros cada uno por neumático, para permitir el mejor agarre posible sobre la superficie helada del lago.

Con el control de torsión variable, el sistema Q4 Intelligent All-Wheel Drive de Maserati siempre está activo, de tal forma que  responde de inmediato a cualquier variación en las condiciones de conducción, proporcionando un rendimiento superior que fue indispensable para lograr este Guinness World Record de Barrow.

Junto con el Q4 Intelligent All-Wheel Drive System, el sistema EPS mejora el manejo del automóvil, administrando de mejor forma los modos de conducción y habilitando las recientemente incorporadas funciones ADAS. Su avanzada tecnología permitió al Levante trabajar a la perfección sobre la superficie congelada del lago, sin perder un ápice de esa sensación dinámica de conducción propia de cualquier Maserati.

Maserati Levante Q4 rompió récord Guinness … o a ayudó a romperlo

Debido a que el intento de récord tuvo lugar en un lago congelado, la seguridad y la preparación fueron un factor importante a la hora de planificar el desafío. La pista estaba cerrada, vallada y sus operarios prepararon la nieve especialmente para el intento de Guinness World Record.

Se tuvieron que cumplir estrictos criterios para que el registro cumpliera con las exigencias de un Récord Mundial, que incluye completar la carrera cronometrada en ambas direcciones, con equipos de grabación especializados y la presencia a 100 metros de un jurado del Guinness World Records.

Con 400 metros necesarios en cada extremo de la pista para que el Maserati Levante pudiera acelerar y reducir la velocidad de forma segura sobre la nieve, se realizó una carrera total de aproximadamente 900 metros.

En la mañana del lunes 19 de febrero, en la primera ronda se registró una velocidad máxima de 94.73 millas por hora (151,57 km/h). Siguiendo las estipulaciones de Guinness World Records, a la vuelta se registraron 92.32 millas por hora (147,72 km/h) de máxima. De esta forma, el promedio registrado entre ambas carreras fue de 93.53 millas por hora (149,65 km/h), el registro final que se estableció como nuevo Guinness World Record.

“Estoy absolutamente encantado de que el Maserati Levante Q4 rompió récord Guinness, que es, a la vez, mi propio récord”, dijo Barrow sobre su nueva marca. “Siempre supe que se podía alcanzar mucha más velocidad con las condiciones óptimas y, por supuesto, con el vehículo adecuado para remolcarme.

“El Maserati Levante hizo un gran trabajo sobre las condiciones heladas y nevadas, consiguiendo la tracción necesaria para alcanzar la velocidad máxima. Cuando alcanzas esas velocidades tienes una sensación de adrenalina increíble”, agregó. “Estoy contento de haber podido controlar mis nervios, mantener la tabla de snowboard en línea y finalmente conseguir el nuevo récord mundial”.

You may also like

Sign In

Reset Your Password

Email Newsletter