Lexus ES 300h con asientos perfectos, más que piel y espuma

Lexus ES 300h con asientos perfectos
Lexus ES 300h con asientos perfectos

El Lexus ES 300h con asientos perfectos es el resultado de una labor que implicó a todos los departamentos del fabricante japonés de autos de lujo.

Desde los ingenieros, a los jefes de departamento, incluido el Gerente de Producto, que tiene la última palabra en lo que a calidad se refiere, y por supuesto, los maestros artesanos TAKUMI, responsables del toque especial de los modelos Lexus, todos aportaron para llegar al nivel de perfección.

“Claridad y profundidad”. Esas dos palabras, son como Lexus define el concepto fundamental del desarrollo de los asientos de sus autos.

Quizás no sean las que se suelen asociar a asientos de automóvil, pero según Takeshi Kawano, uno de los ingenieros responsables del desarrollo de los nuevos asientos del nuevo Lexus ES, la explicación es muy sencilla.

“En cuanto pruebas el asiento del nuevo Lexus ES 300h, te das cuenta de que la postura es la perfecta”, dijo Kawano. “No tienes que ir retorciéndote hasta encontrar la posición adecuada. De ahí la “claridad”.

Luego, mientras estás sentado, enseguida notas una sujeción lumbar total. Te sientes a gusto, como si estuvieras envuelto por una burbuja protectora. Independientemente de las fuerzas ejercidas sobre el vehículo desde delante, detrás, izquierda o derecha, tu postura se mantiene firme. De ahí la “profundidad”.

Lexus ES 300h con asientos perfectos
Lexus ES 300h con asientos perfectos

Ese diseño con “claridad y profundidad” era más fácil de formular que de hacer realidad. Kawano y su equipo tardaron tres años en desarrollar un producto que les satisficiera.

Según Shin Maezawa, que está al cargo de todo el desarrollo de asientos de Lexus, la dificultad radicaba, entre otras razones, en la consideración singular que tienen los asientos entre todos los componentes del automóvil.

“Técnicamente, los asientos no son más que una parte de la plataforma sobre la que se crea un vehículo, pero también son las únicas piezas de esa plataforma que están en contacto constante con el cuerpo del conductor y los ocupantes, a los que proporcionan sujeción continua”, explicó. “Para desarrollar un buen asiento, hay que conjugar una larga durabilidad con un elevado nivel de confort.

“Al mismo tiempo, para garantizar que el conductor se sienta seguro al volante, su asiento debe poder transmitir las fuerzas y los movimientos que experimenta el vehículo sin exponerle a vibraciones desagradables”, agregó.

“Durabilidad y confort, estimulación y supresión: dar con el correcto equilibrio de esas cualidades en contraste es lo que define la filosofía YET de Lexus, pero hace falta mucho tiempo y esfuerzo para conseguirlo. Para perfeccionar el diseño de nuestros asientos, tuvimos que analizar meticulosamente hasta el más mínimo detalle, incluso aquellos que no se habían podido expresar aún en términos de datos”.

“Desde luego, lo que queríamos era ni más ni menos que desarrollar un asiento que gustara lo máximo posible, pero satisfacer a todo el mundo no es una tarea fácil. Es complicado, pero al mismo tiempo es lo que convierte el desarrollo de asientos en un reto tan estimulante”, agregó Maezawa.

You may also like

Sign In

Reset Your Password

Email Newsletter