Volkswagen I.D. VIZZION rumbo a Ginebra

Volkswagen I.D. VIZZION rumbo a Ginebra 2018

El Volkswagen I.D. VIZZION se traduce en un auto limpio e ideal para el tráfico urbano. Su control de conducción autónoma lo hace más seguro y mucho más cómodo cuando hay que enfrentar el tránsito citadino.

El prototipo, que estará presente en el Auto Show de Ginebra, deja en claro lo emocional que puede llegar a ser el diseño del vehículo del futuro.

De hecho, dentro del I.D. VIZZION se crea una sensación completamente nueva ya que no lleva volante ni controles visibles.

Luego de la presentación de los primeros vehículos totalmente eléctricos de la nueva familia I.D., la marca Volkswagen mostrará, por primera vez, un prototipo de automóvil con conducción autónoma.

Este I.D. VIZZION de Volkswagen es el cuarto miembro de esta moderna familia. Con su innovadora tecnología, concepto operativo completamente autónomo y diseño, este sedán de alta gama muestra la dirección que está tomando Volkswagen con respecto a la tecnología y al diseño de sus futuros modelos eléctricos.

El interior del Volkswagen I.D. VIZZION

Al interior, el «chófer digital», con sus múltiples asistencias, asume el control del auto. Tanto para el «conductor» como para los demás ocupantes, esto abre las puertas a una nueva dimensión de seguridad y confort. El prototipo conduce de forma autónoma en el tráfico, permitiendo a los ocupantes organizar libremente su tiempo durante el trayecto.

Además, un “anfitrión virtual”, con el que los ocupantes pueden comunicarse mediante control de voz y gestual, conoce las preferencias personales de los invitados del vehículo – gracias a su completa integración en uno de sus sistemas digitales.

Motorización del Volkswagen I.D. VIZZION

La potencia del sistema del I.D. VIZZION es de 300 hp. Su velocidad máxima es de 112mph. Las baterías de litio-ion le proporcionan una autonomía de poco más de 410 millas, teniendo en cuenta la recuperación de la energía de frenada.

El I.D. VIZZION demuestra claramente el gran potencial de la arquitectura totalmente eléctrica de Volkswagen. Sin duda, este concepto es el eje central de los futuros vehículos eléctricos de la firma alemana. En 2025, la marca tiene previsto introducir más de 20 modelos con este mismo tipo de propulsión.