Debut Toyota CES Las Vegas 2018, nueva era de la conducción autónoma

Diseño

El TRI contó con los conocimientos del CALTY Design Research, con sede en Ann Arbor, Michigan, y de los ingenieros de Toyota Motor North America Research and Development (TMNA R&D) para compactar y ocultar los sensores y las cámaras.

Montaron un nuevo panel aislante en el techo, aprovechando ingeniosamente el espacio disponible en el compartimiento del techo solar para reducir así al mínimo la altura total. De esta forma se evita que el equipamiento parezca un accesorio sujeto y se sustituye el sensor LIDAR de ‘cubo rotatorio’ que ha caracterizado tradicionalmente a los vehículos autónomos de pruebas.

CALTY se encargó del diseño de la imagen del panel del techo, definida como minimalismo inteligente e inspirada en los cascos de moto todoterreno.

La zona delantera transmite una nítida imagen técnica que se hace más fluida y aerodinámica hacia la parte posterior del vehículo y se unifica con las líneas de contorno del Lexus LS. Este panel está embellecido con unos acabados cromados que recorren los laterales donde se juntan con la línea de techo.

“Las funciones de los diseñadores de automóviles han ido trasladándose hacia un enfoque más profundo y amplio de cómo diseñar y aplicar las tecnologías de conducción automatizada pensando en el conductor y los ocupantes”, dijo Scott Roller, Diseñador Jefe Senior de CALTY Design Research, que trabajó en el proyecto. “Es fascinante poder integrar los componentes en armonía con el diseño del vehículo”.

La arquitectura computacional del vehículo para el funcionamiento de los componentes de conducción automatizada, que anteriormente consumían casi todo el espacio del maletero, también se ha reducido. La infraestructura electrónica y el cableado se han condensado en una pequeña caja exquisitamente adornada con el emblema del TRI iluminado con LED.