50 aniversario Porsche 917, nació para derrotar a Ford y Ferrari

Porsche 917
Porsche 917
Porsche 917
Porsche 917
Porsche 917
Porsche 917
Porsche 917
Porsche 917
Porsche 917
Porsche 917
Porsche 917

Porsche 917, joya de la tecnología alemana

Equipado con inyección mecánica Bosch, proporcionaba 520 caballos de fuerza  a 8,400 revoluciones por minuto. Hasta 1971 fue ganando cilindrada, primero 4.9 litros y más tarde 5.0 litros, para alcanzar los 630 caballos a 8,300 rpm, mucho más  que  un auto de Fórmula 1  de la  época, gracias.

Porsche fabricó también una sofisticada caja de cambios sincronizada, apta para 4 o 5 velocidades, y un autoblocante trasero al 75%.

Todo ello fue vestido con una carrocería similar a su hermano pequeño, el Porsche 908 coupé, realizada en fibra de vidrio (aún se hacían en aluminio) con un peso de 182.9 libras (83 kilos).

Como mayores prestaciones exigían mayor estabilidad, los ingenieros de Porsche diseñaron flaps delanteros y unos ingeniosos alerones traseros móviles conectados a la suspensión, una solución que en 1968 también se usó en Fórmula 1 hasta su prohibición posterior.

Con todo, la carrocería tuvo que ser drásticamente rediseñada en 1970 porque era muy inestable a alta velocidad.

En marzo de 1969 las primeras 25 unidades del Porsche 917 se alinearon frente al edificio “Werk 1” de la fábrica para ser inspeccionadas por la FIA, y el auto también se convirtió en la atracción principal del Auto Show Ginebra.

Luego vino una dura temporada de puesta a punto, con una sola victoria en Austria y muchos abandonos. Pero en 1970, el 917 ya estaba listo para enfrentarse al 512S de Ferrari.

Varios Porsche 917 fueron vendidos a equipos privados, pero la propia fábrica mantuvo tres formaciones oficiales: John Wyer Automotive, con los colores de Gulf; Porsche-Austria y Martini Racing Team.

Infatigable, no dejó de evolucionar con más caballos de fuerza, nuevas carrocerías “cola larga” para Le Mans, chasis más ligeros, ruedas más anchas, mejores frenos…

Dos victorias en el Campeonato del Mundo de Marcas y las dos primeras victorias consecutivas en las 24 Horas de Le Mans de 1970 y 1971 lo convirtieron en un modelo legendario.

Su superioridad le valió el veto de la FIA con un nuevo cambio de reglamento. Entonces, el 917 fue mandado a Estados Unidos para disputar las Series Can-Am. Las versiones 917/10 y 917/30 arrasaron a las marcas americanas en su propio terreno durante los dos años siguientes, pero después fue vetado de nuevo.

A pesar de todo, el mito del Porsche 917 ya estaba ahí y ha permanecido en el tiempo como el mejor modelo de competición fabricado por la marca de Stuttgart.

Página oficial 24 Horas de Le Mans

By 

Sign In

Reset Your Password

Email Newsletter

×