Volkswagen Scirocco S 1980, un clásico convertido en obra de arte

autos clásicos más famosos de la historia

El Volkswagen Scirocco S 1980 de Jason Whipple es uno de esos modelos que te hacen voltear la mirada. Adornado con un patrón cromático tipo arco iris, letras borrosas y gráficos en relieve, no es de extrañar por qué el hatchback pintado a mano tiene muchos seguidores, tanto de la comunidad automotriz como fuera de ella. No cabe duda que coupé deportivo invita a los espectadores a detenerse y mirar un poco más.

Whipple ha dedicado casi una década a la modificación de auto. Lo que comenzó como un simple hobbie para el entusiasta de Volkswagen se convirtió en una compleja reconstrucción que crecía y se hacía más compleja conforme el tiempo avanzaba.

mejroes autos Volkswagen de la historia

“Tomé un auto perfectamente bueno, lo desarmé y cambié todo”, dice Whipple, cofundador de la empresa Rotiform Wheels. “Lo llamo el ´Million Dollar Scirocco´ porque parecía, en ese momento, que estaba invirtiendo un millón de dólares en él”.

Volkswagen Scirocco S 1980, modificado a conciencia

Sus modificaciones incluyen un motor construido a mano, cambio de transmisión, ruedas personalizadas y un upgrade a la computadora. El motor de 8 válvulas con aspiración natural de 2.0 litros ahora es capaz de alcanzar los 180 caballos de fuerza. “Todo debajo del capó es 100% personalizado”, dice Whipple.

mejroes autos Volkswagen de la historia

De hecho, el Volkswagen Scirocco S 1980 ha sido modificado para ser el terror de las pistas y entre sus modificaciones encontramos en rollcage interior, asientos de cupo Sparco y muchos aditamentos más.

Whipple ha sido un entusiasta de la marca Volkswagen desde que era un adolescente. El primer auto que compró fue un Jetta GLI 8v de 1986. Ahora en sus cuarenta años, ha ampliado su colección para incluir un Volkswagen Golf R en el nuevo color Spektrum Irish Green y tres Sciroccos.

Volkswagen Scirocco S 1980

“Son los autos deportivos por excelencia, asequibles. Son justos y ágiles y, por eso, se mueven con gracia y equilibrio. Es difícil encontrar eso en un automóvil moderno hoy en día “, explica Whipple. “Siento la alegría de la simplicidad cuando lo manejo”.

Algo de historia

Para quienes no lo sepan, entre 1974 y 1981 se vendieron más de 500,000 ejemplares del Scirocco de primera generación, aunque el automóvil no fue tan popular en los Estados Unidos como lo fue en Europa. Diseñado por el legendario Giorgetto Giugiaro, el Scirocco fue más una declaración de estilo y un vehículo muy divertido de conducir con un precio muy accesible. Las líneas afiladas, la línea baja del techo, las salpicaderas traseras anchas y las ventanas angulares del vehículo han mantenido su impacto a lo largo del tiempo; Hoy en día, un Scirocco Mk1 en condiciones originales es un verdadero auto de colección.

“Es un pequeño automóvil fantástico y me sorprende la cantidad de gente que no sabe qué es”, dice Whipple.

Volkswagen Scirocco S 1980

El otoño pasado, nuestro amigo y su Volkswagen Scirocco S 1980 se cruzaron con el artista gráfico británico Nicolai Sclater. Originalmente Whipple quería asociarse con Sclater en el diseño de una plataforma de skate. Sin embargo, cuando el artista escuchó acerca de Scirocco, el proyecto tomó una dirección diferente.

“Mi reacción instantánea fue obviamente ‘Quiero pintar ese auto'”, dice Sclater. “Me recuerda mis años de gloria. Ya sabes, ese período de vida realmente bueno y rebelde”. Whipple concedió a Sclater la libertad de poder plasmar lo que él quisiera en el auto reinado libre del diseño, fue un auténtico lienzo en blanco.

Volkswagen Scirocco S 1980

Sclater incorporó algunas ideas progresivas en su diseño, incluidas frases como “el futuro es culpa nuestra” y “las cosas no cambiarán hasta que lo hagamos”.  Él cree que el Volkswagen Scirocco S 1980 fue el vehículo perfecto para este proyecto.

El equipo de Whipple presentó el auto en el SEMA Show del año pasado y sus características le valieron aparecer en la revista Performance VW y en varios eventos automotrices de California. En todo aquel lugar donde se presentó, el auto llamó poderosamente la atención.

Volkswagen Scirocco S 1980

“Ciertamente enciende la conversación”, dice Whipple. “No cabe la menor duda.”

Su próximo proyecto: un Scirocco de 2 millones de dólares, el cual estará pintado en el clásico color Mars Red de Volkswagen. Whipple afirma que planea dejar este auto aún mejor que el primero, porque a bordo de él llevará a sus hijos a la escuela.

También te puede interesar:  Video, a bordo del Volkswagen ID.R marcando su récord en Nürburgring

 

Sign In

Reset Your Password

Email Newsletter

×