Cómo convertir tu auto clásico en un eléctrico

Cómo convertir tu auto clásico en un eléctrico
Cómo convertir tu auto clásico en un eléctrico

Sabemos que a los petrolheads no les gusta escuchar esto, sin embargo, el coche eléctrico es cada vez más popular en todo el mundo e inevitablemente, en un futuro, todos los autos que se produzcan estarán equipados con esta motorización, por lo que han surgido nuevas posibilidades para convertir tu auto clásico en un eléctrico.

Pese a los esfuerzos de los gobiernos por ofrecer facilidades y menos impuestos para este tipo de vehículos, comprar un auto eléctrico sigue provocando dudas en la gente debido a sus altos costos, por lo que se han creado nuevos “kits de conversión” para autos antiguos – y no tan antiguos -, con la esperanza de atraer a más personas a la movilidad eléctrica.

convertir tu auto clásico en un eléctrico

Convertir tu auto clásico en eléctrico podría no ser económico

Sin duda alguna, la idea de comprar uno de estos kits de actualización parece una idea lógica, pues con el puedes revivir a tu viejo auto clásico súper contaminante y volver a divertirte con él en las calles, aunque como cualquier negocio tiene sus riesgos. Para empezar, es necesario pagar una homologación, que en Europa tiene un costo de 25,000 euros ($28,113 aproximadamente), aunque hay algunas empresas que realizan la conversión y el trámite por un precio un poco menor.

Además de esto, también debes tomar en cuenta que la conversión no es nada sencilla, pues además de montar el motor, cargador de baterías, controlador y demás, también necesitas saber en que lugar colocarás las baterías, ya que suelen estar diseñadas para un lugar específico, y su colocación influirá mucho en el reparto de pesos y la conducción de tu auto.

autos clásicos eléctricosico

Otro problema que se puede presentar en esta conversión es conectar la caja de cambios con el motor eléctrico. Para esto se necesitan piezas específicas, las cuales, si deben ser diseñadas y construidas a la medida, el costo final se verá muy afectado. Por último, también debes tener mucho cuidado en la instalación del cableado, ya que los cables de alta tensión deben estar muy bien aislados, pues de no ser así corres riesgo incluso de incendio.

Por todo lo anterior, convertir tu auto a eléctrico no debe de tomarse a la ligera, ya que conlleva un gasto enorme para los bolsillos, además de ser un proceso bastante complicado y minucioso, así que si estabas pensando en actualizar tu bólido traga gasolina en un silencioso eléctrico, toma tus precauciones y primero infórmate muy bien.

Te puede interesar: Genesis Mint Concept, el compacto de lujo debuta en Nueva York