Verano: Tiempo fatal para adolescentes

Cada año, mueren más adolescentes en choques de vehículos motorizados que por cualquier otra causa, incluyendo drogas, alcohol o suicidio. Durante los meses de junio, julio y agosto, un promedio diario de 17 adolescentes mueren en las calles, haciendo de los meses de verano la época más peligrosa en las calles para nuestros conductores adolescentes, según datos del Departamento de Seguridad Vial y carreteras.

“Por muchos años los choques de automóviles han sido la causa número uno de muerte de adolescentes y el verano es la temporada más peligrosa para estos conductores” comentó Georgina Flores, gerente de mercadotecnia de la Compañía de Seguros Allstate. “Allstate cree que esta estadística debe cambiar y con nuestro Contrato de manejo entre padres e hijos adolescentes brindamos una herramienta para que los padres de forma efectiva inicien el diálogo con sus adolescentes sobre la importancia de ser responsable detrás del volante de un automóvil”.

Los adolescentes hispanos podrían estar expuestos a un riesgo mayor, de acuerdo a un estudio reciente realizado por la Fundación Allstate. Según el estudio, los adolescentes hispanos se distinguen por tomar mayores riesgos y conducen de forma más agresiva y consideran que es aceptable no usar el cinturón de seguridad.

Mientras que los padres encuestados generalmente identifican el manejo bajo la influencia del alcohol como su mayor preocupación, conducir a alta velocidad es en realidad la principal causa citada a nivel nacional en accidentes fatales que involucran adolescentes. La falta de uso de cinturón de seguridad es la segunda causa –un factor que contribuye en el 33 por ciento de los choques fatales que involucran adolescentes a nivel nacional.

Aunque muchos padres se dan cuentan de los peligros asociados con sus adolescentes, no están seguros de que exista algo que ellos puedan hacer para mejorar la situación. Allstate creó su Contrato de Manejo Entre Padres e Hijos Adolescentes, para proveer a padres y adolescentes con una guía para tener una conversación acerca del manejo seguro; el contrato les ayuda establecer, en forma positiva y efectiva, reglas y consecuencias adecuadas para conductores adolescentes.

• Protéjase a sí mismo y a su adolescente mediante su póliza de seguro de auto y el conocimiento de las leyes de su estado.
• Cambie la forma de conducir de su adolescente para su seguridad y la de los demás conductores.
• Aprenda qué afecta a los adolescentes, la realidad de los conductores adolescentes y cómo platicar con su hijo.
• Firme un contrato de manejo entre usted y su adolescente para definir responsabilidades mutuas a medida que le enseña a su hijo adolescente a conducir un auto.

Mientras que el Contrato de Manejo Entre Padres e Hijos Adolescentes provee una herramienta efectiva para promover el manejo seguro en adolescentes, el comportamiento y la manera en que los padres se comportan mientras manejan es también un factor que contribuye a educar a los adolescentes en prácticas seguras detrás del volante. Mantener a nuestros adolescentes seguros requiere de la participación y el apoyo de todos.