Zona automovilística: Trofeo Targa en un Porsche Carrera S Cabriolet 2009

Zona automovilística: Trofeo Targa en un Porsche Carrera S Cabriolet 2009
Zona automovilística: Trofeo Targa en un Porsche Carrera S Cabriolet 2009

Zona automovilística: Trofeo Targa en un Porsche Carrera S Cabriolet 2009. Ahhh, California. No hay ningún sitio en este mundo donde la energía y entusiasmo por el automóvil esté más desarrollado que en este estado estadounidense. Puede que los autos sean fabricados en Detroit, pero muchos no se dan cuenta de que Los Ángeles es la capital automovilística de las Américas.

Cada fin de semana hay un tipo u otro de evento automovilístico donde los entusiastas demuestran su amor por los vehículos, sea una exhibición de autos clásicos, nuevos, clubes motorizados…, bueno, la lista es infinita.

Uno de esos eventos es un rally llamado Trofeo Targa (Targa Trophy) donde los aficionados manejan por una ruta determinada tratando de alcanzar un tiempo meta. Cuando pienso en un rally, evoco por lo general carreras como la de la famosa película Cannonball Run de 1981 con Burt Reynolds donde corren por todo el país tratando de ganar el gran premio. Pero las carreras de ese tipo son ilegales y por lo tanto los organizadores del Trofeo Targa recorren la ruta viajando a la velocidad legal y tomando el tiempo total de la ruta. El automóvil corredor que se aproxime más a ese tiempo fijado gana el Trofeo Targa.

Zona automovilística: Trofeo Targa en un Porsche Carrera S Cabriolet 2009Nosotros participamos con un Porsche 911 Convertible Carrera S 2009, o mejor dicho el carro número 49. El 911 tiene un motor de 3.8 litros que produce 385 caballos de fuerza y 310 libras/pie de torque, y por lo tanto no nos faltaba potencia. El poder es transferido a las ruedas traseras vía una transmisión semiautomática llamada PDK (Porsche Doppelkupplungsgestriebe). Esta transmisión de siete velocidades es tan avanzada que cambia las velocidades perfectamente y más rápido que la transmisión manual. El 911 con el PDK acelera de 0-60 MPH en sólo 4.3 segundos versus una transmisión manual que acelera de 0-60 en 4.7 segundos. Nuestro 911 tiene una velocidad máxima de 186 MPH. Es interesante notar que aunque el 911 con el PDK es más rápido de 0-60, el 911 con una transmisión manual alcanza una velocidad máxima mayor de 188 MPH. El 911 rinde 19 millas por galón en la ciudad y un impresionante 27 MPG en la autopista.

Zona automovilística: Trofeo Targa en un Porsche Carrera S Cabriolet 2009El 911 vino con el sistema de suspensión Porsche Active Suspensión Management y el sistema electrónico computerizado de motor que hace cuando tocas el botón ubicado en el tablero llamado Sport Plus, el vehiculo cambia la suspensión y el motor para que sea más rápido y agresivo en las curvas. El 911 es muy divertido de manejar ya sea en una autopista recta o en las curvas más locas. El auto alemán es tan balanceado que te preguntas cómo es posible que una compañía pueda alcanzar tanta perfección en todos los sentidos de manejo. La perfección se extiende a los sentidos que utilizamos cuando manejamos, desde el rugido del motor bóxer hasta el balance casi perfecto de la carrocería.

El Porsche 911 Carrera Cabriolet tiene un precio inicial de $86,200 y lleva una larga lista opciones. Si no te cuidas el auto te puede salir en $119,825 como nuestro auto de prueba. Sin embargo no hay duda de que el Porsche 911 Carrera S Cabriolet es en cada sentido la perfección del auto deportivo, y cómo no lo va a ser, después de todo el 911 empezó producción en 1963 lo que significa que los ingenieros y diseñadores llevan ese mismo tiempo perfeccionando el 911.

No ganamos el Trofeo Targa ya que cuando llegó la hora de navegar las curvas no me pude aguantar poner el Carrera por sus pasos liquidando el tiempo perfecto. Para mí y los participantes del evento, no hay nada más divertido que enfilar por la carretera y disfrutar el placer de manejar.