El Nürburgring ahora tiene la curva Sabine-Schmitz en honor a la piloto

Por Bruno Magni - 2021/06/26

Sabine Schmitz

Sabine Schmitz, la Reina del Nürburgring, ha recibido un homenaje póstumo por los dueños de la pista, al otorgarle su nombre a una curva del circuito. Foto: AP

Después de los problemas de la pandemia, el 2021 trajo a nosotros la mala noticia de la muerte de Sabine Schmitz. La Reina del Nürburgring ahora recibirá uno de los honores más grandes que una piloto puede recibir.

Sabine Schmitz, la Reina con más de 33,000 vueltas al Infierno Verde

Una curva llevará el nombre de Sabine Schmitz, la “Reina del Nordschleife” que, según algunas estimaciones, condujo más de 33,000 vueltas en la pista de 20 km (12.9 millas). A veces, esas vueltas se utilizaron para dar la bienvenida a la gente a Nürburgring como conductora del taxi de BMW, y otras iban camino de la victoria.

Al ganar las 24 horas de Nürburgring dos veces (1996 y 1997), fue la primera y sigue siendo la única mujer en ganar la legendaria carrera.

Cuando los pilotos de carreras de resistencia compitan en la pista combinada de Nürburgring (Nordschleife + GP) y salgan del circuito del Gran Premio rumbo al antiguo Nordschleife, la primera curva que encontrarán será la “Sabine-Schmitz-Kurve”. Los propietarios de la famosa pista anunciaron hoy que la curva se inaugurará oficialmente en septiembre en el ROWE 6 Hours ADAC Ruhr-Pokal-Rennen.

Sabine Schmitz

La curva se encuentra localizada inmediatamente después de la salida del circuito de GP al Nordschleife, y su inauguración se llevará a cabo en las próximas semanas. Foto: Nürburgring De

Nativa de la zona del Nürburgring

Sabine Schmitz fue la embajadora de Nürburgring. Su nombre se mencionó en todo el mundo al mismo tiempo. Sabine sigue representando lo que define Nürburgring: la estrecha conexión con la región, la proximidad a los aficionados y el compromiso apasionado.

Sin embargo, su conexión con la pista se extendió más allá de sus vueltas. Nacida en Adenau, Schmitz creció en los alrededores de Nürburg y vivía tan cerca de la pista que no tuvo más remedio que interactuar con ella. Los funcionarios de Nürburgring informan que a veces incluso tenía que conducir por la pista para llevar a su abuela a la peluquería. Lamentablemente, en marzo, a la edad de 51 años, Schmitz perdió su batalla contra el cáncer.

Schmitz ha recibido “el mayor honor” que una pista de carreras puede otorgar a una persona, una curva que porta su nombre. Más que la primera curva en el camino de regreso a Nordschleife, Sabine-Schmitz-Kurve se encuentra en las afueras de Nürburg, donde creció Schmitz. La curva es un merecido tributo a una de los pilotos más queridos del automovilismo.



Bruno Magni

Auto-Entusiasta. Amante tanto los autos modernos como de los clásicos. Como todos, tengo mis marcas favoritas pero lo que más me gusta son los buenos autos, no el escudo en el cofre. Prefiero decir lo que me gusta y lo que no, a tratar de quedar bien.

Artículos relacionados

GUÍA DE COMPRA POR FABRICANTE