Mercedes-Benz C63 AMG 2009: Conexión inmediata

Por Autoproyecto News - 2009/06/07

Mercedes-Benz C63 AMG 2009: Conexión inmediata

Mercedes-Benz C63 AMG 2009: Conexión inmediata

Mercedes-Benz C63 AMG 2009: Conexión inmediata. El Mercedes-Benz C63 AMG del 2009 combina un impresionante rendimiento deportivo con el lujo y refinamiento que han hecho famosa a la prestigiosa marca alemana. Este sedán mediano se puede describir como una bestia disfrazada de seda, que envuelve al conductor de una manera inmediata y adictiva.

El estilo de la nueva generación de la clase C es elegante y moderno, pero aún manteniendo las refinadas líneas de la familia Mercedes. Varios elementos en el exterior nos dejan saber que este es un AMG, como los cuatro tubos de escape con puntas cromadas, rines distintivos de 18 pulgadas, gigantescos frenos de disco, alerón trasero y paneles laterales y delanteros aerodinámicos.

[box style="0"]

impreSionan:
-Extraordinaria potencia
-Chasis sólido y balanceado
-Precisión, lujo y calidad que se esperan de Mercedes

Decepciona:
-Consumo de combustible

[/box]

La división de alto rendimiento de Mercedes-Benz, AMG, ha tomado un dócil y práctico sedán y lo ha convertido en un auto musculoso y ágil que ofrece más aceleración y dinámica que la que nadie puede necesitar en las calles.

Masivo motor

Mercedes-Benz C63 AMG 2009: Conexión inmediata

Mercedes-Benz C63 AMG 2009: Conexión inmediata

Cada motor de AMG es ensamblado individualmente por un ingeniero a la vez, dándole ese toque de “hecho a mano”. Cada motor lleva la firma en una pequeña placa del ingeniero que lo ensambló, demostrando orgullosamente la exclusividad de cada motor.

El intenso V8 de 6.2 litros desarrolla 451 caballos de fuerza y 443 pie/libra de torque. Tales números en un sedán mediano son impresionantes. El resultado es 0 a 60 millas por hora (MPH) en 4.2 segundos aproximadamente. Esta aceleración es equivalente a la que ofrecen varios súper deportivos, como el Porsche 911, por ejemplo.

La experiencia de manejo es casi incomparable en un vehículo de esta clase. La potencia parece no acabarse, y el sonido proveniente de los tubos de escape es intoxicantemente seductor.

La transmisión automática de siete velocidades trabaja rápidamente y parece estar siempre al tanto de la posición de nuestro pie y la dinámica del auto. Se pueden hacer cambios semimanuales moviendo la palanca de cambios a un lado, o por medio de palancas tipo Fórmula 1 detrás del volante. Además, la transmisión tiene tres modos: Comfort, para manejo normal; Sport, para manejo deportivo, y Manual.

El único precio que hay que pagar por toda esta potencia y aceleración es el consumo de combustible. La agencia EPA nos dice que el C63 rinde entre 12 y 19 millas por galón (MPG). Yo obtuve un promedio de 15 MPG en manejo primordialmente de ciudad. Pero la verdad es que quien compra un vehículo de este calibre no está pensando mucho en economía de combustible.

La suspensión es firme, pero aún tolerable para el manejo diario. Este es un auto que te pide estar en contacto con la experiencia de manejo, y sentir cada piedra en el camino, y saber dónde están las ruedas plantadas es parte de la diversión. AMG le ha dado unos pequeños ajustes a la suspensión, como especificaciones de mayor utilidad y una efectiva barra estabilizadora en la parte delantera.

En la cabina

Mercedes-Benz C63 AMG 2009: Conexión inmediata
Los interiores de Mercedes-Benz siempre se han caracterizado por gran lujo y calidad, y un diseño que le ofrece al conductor una experiencia de manejo especial. Todos los materiales en la cabina se ven y se sienten de excelente calidad, y la textura y olor de los asientos de cuero nos dejan saber inmediatamente que estamos a bordo de un auto exuberante.

Mercedes-Benz C63 AMG 2009: Conexión inmediata
El C63 tiene un único volante de competición con la parte de abajo plana, para mejor maniobrabilidad de espacio en las piernas. Los asientos son casi tipo competencia, con un agresivo soporte lateral que te abraza en los lugares apropiados. La dirección es súper directa y comunicativa.

AMG le da un tratamiento especial a la cabina, pero sin ser exagerado. El panel de controles tiene una decoración única de AMG, así como las alfombras bordadas con la insignia de la división, y una placa en el borde inferior de las puertas.

En cuanto a espacio, los clase C son considerados sedanes medianos. El conductor y el pasajero en la parte delantera gozan de buen espacio, aunque el auto se siente compacto desde el punto de vista del conductor. El espacio en la parte trasera es algo estrecho, y el C63 está mejor reservado como un sedán personal que para una familia completa. El maletero, sin embargo, tiene espacio adecuado.

En cuanto a electrónicos, el C63 incluye el nuevo sistema de Mercedes llamado Command, el cual funciona por medio de una perilla y botones colocados en la consola central (entre el apoyabrazos y la palanca de cambios). El sistema de sonido opcional incluido en el Multimedia Package cuenta con una pantalla LCD retráctil en el medio del tablero, e incluye sistema GPS de navegación, estéreo harman/kardon con tocador múltiple de CDs, 12 altoparlantes, 320 vatios y discos duros para almacenar datos, entre otras funciones. La interfase para iPod es opcional. El sistema es relativamente fácil de usar, aunque varias veces me encontré tocando la pantalla en la esperanza de que fuera de control táctil. El sonido es nítido y de alta fidelidad.

Precio

El Mercedes-Benz C63 AMG del 2009 empieza en $55,100. Mi auto de pruebas incluía un juego para interfase con iPod, por $375; el sistema satelital de ayuda en emergencias TeleAid, por $650; el Premium Package ($1,100) que incluye faros delanteros bi-xenón con iluminación activa en las curvas, focos de neblina, limpiadores de focos delanteros y persiana trasera con operación eléctrica; el AMG Leather Package, que incluye asientos de cuero delanteros especiales, ajustables en ocho direcciones y con memoria, y volante con ajuste eléctrico y memoria; y el Multimedia Package ($2,980), que incluye el sistema de sonido harman/kardon con la pantalla LCD de siete pulgadas, y navegación, entre otros.

Le agregamos a esto $875 por cargos de envío y $2,100 por el impuesto de Gas Guzzler, y llegamos al gran total de $66,160, antes de impuestos de ventas.

El C63 es un auto excepcional que hace soñar a los entusiastas. Estabilidad, agilidad, potencia sin fin, estilo, lujo y refinamiento. ¿Qué más puede pedir uno de un auto?



Autoproyecto News

Autoproyecto.com es el sitio web de noticias y contenido especializado más completo para los amantes de los autos. Autoproyecto ha creado contenido original multimedios durante los últimos diez años, que va desde pruebas de autos, noticias y consejos hasta todo lo relacionado al mundo automovilístico.

Artículos relacionados

GUÍA DE COMPRA POR FABRICANTE