Nissan Sentra 2.0 SL 2009: Un sedan completo

sentra13400ImpreSionan:
-Espacioso
-Buena economía de combustible
-Excelente calidad de materiales

Decepcionan:
-Diseño exterior un poco desabrido

El Nissan Sentra ha pasado de ser un simple auto económico a un sedán completo que hasta se podría llamar lujoso en la versión SL. Ya en su sexta generación, el Sentra combina elementos de alto rendimiento con un interior placentero, ofreciéndonos un sedán con altas ambiciones.

Nissan enfrenta gran competencia en este segmento con el venerado Toyota Corolla, el confiable Honda Civic y el dinámico Mazda3, por ejemplo. El diseño exterior, caracterizado por una protuberante nariz y la carencia de líneas interesantes en general, es quizás el punto débil del Sentra. Pero creo que la visión de Nissan ha sido crear un sedán eficiente, cómodo y espacioso, y éste es ante todo un sedán funcional.

¿Qué incluye el SL?

El Sentra está disponible en varias versiones según equipamientos y amenidades, pero el más lujoso es el SL. La lista de amenidades estándar en el SL es larga, empezando por los excelentes asientos de cuero que son de alta calidad, un sistema de sonido con 6 altoparlantes y radio satelital, vidrios y seguros eléctricos, asiento del conductor con ajuste eléctrico, controles del estéreo y el control de crucero montados en el volante, aire acondicionado y una transmisión CVT (variable continuamente).

Mi auto de prueba además incluía el llamado Premium Plus Package (que incluye techo deslizable y asientos delanteros con calefacción), y un sistema de sonido opcional Rockford-Fosgate con 8 altoparlantes que produce gran volumen y alta fidelidad.

Manejando por la ciudad

Bajo el capó encontramos un refinado y moderno motor de 2.0 litros que produce 140 caballos de fuerza. El Sentra se siente liviano y la aceleración es más que adecuada. La transmisión CVT trabaja a la perfección con el motor. Nissan ha estado utilizando este tipo de transmisión por algún tiempo ya, y al parecer la ha rediseñado y perfeccionado al máximo. La economía de combustible está entre 25 millas por galón (MPG) y 33 MPG, lo que está a la par con otros autos en este segmento.

La suspensión es firme sin ser incómoda, ideal para el manejo diario. Nissan incorpora barras estabilizadoras en la suspensión delantera y trasera. Me gustaría haber visto un sistema electrónico de tracción, aunque los frenos son antibloqueo e incorporan un sistema de distribución electrónica de frenado.

Dentro de la cabina

sentra21El Sentra ha crecido en comparación a la generación anterior. Inmediatamente se siente más espacio en todas las direcciones, desde un techo más alto hasta mayor espacio para los ocupantes en el asiento trasero.

El maletero tiene una boca ancha y una capacidad de 13.1 pies cúbicos; el asiento trasero se puede abatir, con una partición de 60/40, para llevar objetos largos.

La cabina del SL es sin duda un lugar agradable. La posición de manejo es ligeramente elevada, resultando en excelente visibilidad. Todos los controles son intuitivos y fáciles de operar, y sólo me tomó unos minutos familiarizarme con el tablero y la consola.

En cuanto a diseño, el interior tiene líneas consistentes y los materiales son excelentes para esta clase de vehículo, aunque el diseño es puramente funcional y quizás le falta algo de carácter.

El volante lamentablemente no se puede ajustar telescópicamente, sólo verticalmente, y al ajustar el asiento en mi posición óptima me pareció que el volante siempre me quedaba muy lejos para estar completamente cómodo.

Precio

El Nissan Sentra básico empieza en $15,530, pero la versión SL que probé empieza en $19,660 e incluye equipamientos antes mencionados como asientos de cuero, la transmisión CVT, y rines de aluminio de 16 pulgadas, entre otros.

Algunas opciones populares incluyen el sistema de sonido Rockford-Fosgate por $700 y el Premium Plus Package que añade techo deslizable y asientos delanteros con calefacción por $850.