Prueba a largo plazo BMW X3 2012; desde lo más profundo

Hace unos días iniciamos nuestra prueba de manejo a largo plazo de BMW X3 2012. En el primer episodio vivimos la experiencia desde cero, que iniciamos con la compra virtual de este SUV que examinaremos a lo largo de 365 días. En esta ocasión te platicaremos sobre la etapa más interesante y divertida del proceso de adquisición.

Una vez que terminamos todo el trámite de compra de X3, BMW te da a elegir dos opciones para tener en tus manos a tu nuevo bebé. Puedes elegir la opción de ir al showroom BMW más cercano o bien puedes elegir, como fue en nuestro caso, el Deleviry Program. Después de experimentar en carne propia este programa de entrega te recomendamos que lo hagas. No lo dudes.

Sé que te estarás preguntando ¿qué tiene de especial este sistema de entrega? Este programa consiste en acudir al BMW Performance Center ubicado en Spartanburg, Carolina del Sur. Es realmente una experiencia magnifica. No solo se trata de acudir a poner tu firma y llevarte tu vehículo. Tienes que costear además el boleto de avión de tu acompañante y el tuyo para llegar. De ahí en más todo es pagado por la marca. El personal de BMW te recoge en el aeropuerto para llevarte a un hotel cercano a las instalaciones de BMW. Esa noche dormimos temprano, debido a que nos esperaba una larga pero inolvidable jornada.

Antes de salir el sol, una vez más el personal de la marca alemana fue a buscarnos al Hotel Marriot para llevarnos a las instalaciones de BMW. Cabe mencionar que en la misma área está ubicaba la planta donde se producen tres modelos de la Serie X; X6, X5 y X3. Uno de los principales objetivos de este programa de entrega es que aprendas a conocer y vivir las capacidades dinámicas y tecnológicas de tu modelo BMW, sea cual sea.

Para ello iniciamos la jornada con unas clases teóricas con pilotos profesionales del Performance Driving School. Tras una sesión teórica de toda la ingeniera y electrónica de los vehículos, llegó la hora esperada: poner en práctica todas las enseñanzas del salón de clases sobre el asfalto. Cabe hacer un paréntesis, el X3 que manejamos en las pistas no es el mismo que compramos. Así que no hay por qué preocuparse por pisar de más el pedal del acelerador o que se desgasten los neumáticos. Si compras un Serie1M o un M5, en la pista te estará esperando el mismo modelo y versión que adquiriste. Todo es con la finalidad de que además de no gastar tu auto cero millas, disfrutes la conducción sin la mínima preocupación.

Una vez que gastamos un poco de caucho y gasolina en la pista, manejar en la vida cotidiana nos hará tener mejores habilidades. Todo ello se traduce en mayor desempeño pero al mismo tiempo en seguridad. Como postre, Delivery Program tiene programada una visita al Zentrum Museum ubicado en las mismas instalaciones. Tuvimos que cambiar la memoria de nuestra cámara fotográfica para capturar toda la historia y pasión de BMW bajo un mismo techo. De ahí nos trasladaron al centro de manufactura. Siempre es apasionante ver cómo la mano de obra y los robots que construyen a detalle son utilizados para ensamblar a la perfección cada una de las partes de los modelos que ahí se fabrican.

En muchas ocasiones nos ha sucedido que compramos algún aparato electrónico y no leemos las instrucciones para darle un buen uso. Lo mismo sucede cuando adquirimos un auto con tantos gadgets que muy pocas veces los aprovechamos. Para eso, los técnicos e ingenieros de BMW te explican cómo manejar de forma apropiada.
Ahora toca una decisión más: llevarte tú mismo el vehículo de vuelta a casa o recibirlo en tu hogar. Así concluyó nuestra segunda parte del proceso para adquirir un BMW X3. En los siguientes capítulos profundizaremos en la experiencia de manejo on-road y off-road.