Ford Escape 2013, más en todo


En esta ocasión nos trasladamos a San Francisco, California, para conocer y tomar nuestro primer contacto con el plenamente reanimado Ford Escape. Hay mucho que decir acerca del SUV más popular de la marca, desde el giro de 180º en términos de imagen, perfecciones en el desempeño y arquitectura del habitáculo, hasta la adaptación de la mayor tecnología posible.

Empecemos por el diseño. Todo el equipo de Ford a nivel mundial trabajó bajo el esquema One Ford para crear un vehículo radicalmente diferente a su antecesor. Dice adiós a esas líneas rectas y fuertes que han caracterizado al Escape desde su nacimiento a principios de la década pasada, para dar la bienvenida a una forma estilizada y atrevida. Ford Escape 2013 queda demasiado lejos respecto a las cualidades de la generación que está de salida.

Sin llegar a los rasgos de un clásico SUV japonés o un crossover, el modernizado utilitario americano adquiere además un coeficiente aerodinámico superior a sus rivales. Esto se traduce en un óptimo consumo de combustible. Ciertos elementos que realzan el nuevo traje de Escape son los faros, parrilla, alerón trasero, rines de 17, 18 o 19 pulgadas según la versión. Asimismo, molduras de plástico en negro realzan el nuevo perfil de este Ford que se situará con un rango de precio similar al actual; aun con toda la serie de innovaciones la tarifa se mantiene intacta.

Hablando de la cabina el  tema es el mismo. Todo es mejorado. Materiales suaves y calidad superior es lo primero que vemos al abrir la puerta del conductor. Ya ubicados al mando notamos una visibilidad formidable. Asientos forrados en cuero y tela son una excelente mezcla; más allá del aspecto deportivo, para quienes pasamos horas y horas a la semana en el tráfico se agradece en las temporadas de calor. Ayuda a la perspectiva de espacio interior de Escape 2013 un enorme techo panorámico dependiendo la versión. Quienes viajen siempre estarán bien comunicados, informados y entretenidos gracias al dispositivo MyFord Touch, el cual se encarga de gestionar por medio de una pantalla táctil el navegador, sistema de audio Sony con 10 altavoces y administración de los teléfonos móviles. Algo que antes era un lujo cada vez más se convierte en una necesidad. Una más de las innovaciones del SUV es la posibilidad de abrir el portón trasero. Basta pasar el pie  por debajo de la fascia para que una serie de sensores detecten el movimiento y abran la quinta puerta. Útil en aquellos momentos cuando se tienen las manos llenas  de bolsas.

Otro punto fundamental del Escape es cómo y quién lo mueve. Tres motores, dos EcoBoost y uno más de aspiración normal conforman la lista. Con ello deja de existir el glotón V6. Para empezar, no es necesario insertar y girar la llave para encender el generador ya que ahora es de presencia. Presionamos el botón de Start e iniciamos nuestra travesía por los bellas carreteras de bellos y paisajes que circundan la encantadora ciudad de San Francisco. A veces acompañados del mar, árboles sequoias o pastizales, fuimos testigos del formidable compartimento de Escape 2013. Ponemos el calificativo “más” en; poder, agilidad, estabilidad y economía de gas. Gracias a la tracción total, la tecnología del sistema de Control de Curvas y Control de Torque Vectorial, entrar y salir de las curvas es pan comido para el SUV de Ford. Por suerte, tuvimos la oportunidad de conducir el Escape más poderoso de todos. Con 240 caballos de fuerza y soberbias 270 lb-pie de torque, el vehículo despega de manera maravillosa. En pendientes pronunciadas el motor turbo empuja y empuja. Como segunda opción de EcoBoost está el 1.6 litros con 178 caballos de fuerza y 184 lb-pie. De aspiración natural el 2.5 litros fabrica 168 caballos de fuerza y 170 lb-pie. Estas cifras son administradas por una transmisión automática de seis velocidades. Tal vez hubiera sido positivo incorporar paletas en el volante para realizar los cambios y elevar la deportividad de conducción.

Queda claro que la disputa de los SUV compactos estará mejor que nunca. Ford  Escape quiere una rebanada más grande del pastel y tiene todas las cualidades para lograrlo. Será en un par de meses cuando comience la venta de este rejuvenecido Sport Utility Vehicle.