Mercedes-Benz GLC 2016, Impresiones Al Volante de Este Renovado SUV

Mercedes-Benz GLC 2016, Impresiones Al Volante de Este Renovado SUV

Mercedes-Benz GLC 2016, Impresiones Al Volante de Este Renovado SUV

Presentado a nivel mundial en Metzingen, Alemania el pasado 17 de junio, el nuevo Mercedes-Benz GLC 2016 se encuentra actualmente en proceso de fabricación y se espera que llegue a pisos de venta el próximo mes de noviembre.

Se trata de la segunda generación del GLK  que cambió de nombre, para denominarse GLC. Presume un nuevo diseño, así como un considerable aumento de tamaño lo cual se traduce en mayor espacio y comodidad interior.

Sus dimensiones son generosas: altura de 64.5 pulgadas, largo de 183.3 y ancho de 74.4 pulgadas.  Por su parte, la capacidad del maletero aumenta hasta 580 litros (excepto en el modelo híbrido, que es de 350 litros). Este mayor espacio es posible gracias  a que los respaldos de la sección trasera están divididos en tres piezas, para brindar una disposición de 40:20.40, esto es,  casi vertical.

El nuevo Mercedes-Benz GLC 2016 está repleto de detalles sobresalientes, como por ejemplo su compuerta trasera, de accionamiento eléctrico con función Hands-Free Access que permite abrirlo pasando el pie por debajo de la defensa.

Mercedes-Benz GLC 2016, Impresiones Al Volante de Este Renovado SUV

Manejo Excepcional

Pese a su tamaño, Mercedes-Benz GLC 2016 se maneja de una forma excepcional. El control al volante es total y por momentos nos hace olvidar que estamos conduciendo un SUV. Además de más grande, este vehículo es más ligero y ofrece una mejor aerodinámica: pesa 177 libras menos que el modelo que sustituye, gracias a la utilización de aluminio en su construcción.

Una vez sobre el camino, la mejora en la aerodinámica es evidente. Su coeficiente aerodinámico mejora de 0.34 a 0.31.  Por su parte, el sistema de tracción total es permanente con una distribución 45:55 mediante un engranaje creado específicamente para este modelo.

Seguridad a bordo

Para el nuevo Mercedes-Benz GLC 2016 es de serie un completo equipo de seguridad conformado por el sistema Collision Prevention Assist Plus, el asistente para viento lateral (que actúa sobre los frenos si es necesario corregir la trayectoria), y el Attention Assist, que analiza el estado de atención del conductor y es capaz de recomendar un descanso si es necesario.

También forma parte del equipo de serie la llamada de emergencia Mercedes-Benz eCall y el capó activo que se eleva poco más de 3 pulgadas si se produce un accidente, para evitar el impacto del peatón con los elementos rígidos  ubicados debajo de el capó.

Interior elegante y con muy buenos acabados

Mercedes-Benz GLC 2016, Impresiones Al Volante de Este Renovado SUV

Los acabados interiores son, como podíamos esperar, de primer nivel. Gran calidad de los acabados. Tal vez el único punto en contra que encontramos es que la pantalla principal del sistema multimedia no armoniza con el estupendo diseño del tablero.

Es importante destacar que entre el equipamiento opcional disponible encontramos faros de ledes adaptativos, elementos de asistencia a la conducción o bien un sistema de información que se proyecta sobre el parabrisas, pero sin distraer la atención del camino.

Los distintos programas de manejo ofrecen cualidades únicas en este SUV, desde el modo Eco que se puede elegir gracias al Dynamic Select y que gestiona la climatización, el motor y los cambios para reducir el consumo. En este modo se activa el avance por inercia en el que el cambio selecciona punto muerto bajo determinadas condiciones de manejo.

Mercedes-Benz GLC 2016, Impresiones Al Volante de Este Renovado SUV

Por su parte, los modos Confort, Sport y Sport+ ofrecen, entre muchas otras características manipular la suspensión y otros aspectos del vehículo para lograr un manejo más deportivo y emocionante.

El aspecto de la seguridad no pasa desapercibido y es por ello que Mercedes-Benz GLC 2016 incorpora airbags frontales, de cabeza y laterales delanteros de serie, así como la opción de airbags para rodillas para el conductor y laterales  en las plazas traseras.

El asiento del pasajero delantero cuenta con un sensor de presión que detecta automáticamente la presencia de una silla infantil y desactiva el airbag. El sistema de lectura de señales de tráfico informa al conductor de la velocidad máxima, de rebasar si hay peligro y si se circula en sentido contrario.

Conducir un Mercedes-Benz GLC 2016 es una experiencia de la que nadie debe sustraerse. Ahora sólo nos resta esperar a que llegue a las agencias el próximo mes de noviembre.

Precios

Versión 2WD: $38,950

Versión 4Matic: $40,950