Mercedes-AMG GLC 43 4MATIC 2020, lujo, potencia  y utilidad

La  Mercedes-AMG GLC 43 4MATIC 2020 combina lo mejor del lujo, potencia y utilidad en la nueva generación de vehículos utilitarios compactos de la marca alemana, que recibió significativas mejoras para disfrutarlo en las variantes Mercedes-AMG GLC 43 4MATIC SUV y Coupé.

La distintiva parrilla frontal específica de Mercedes-AMG, el nuevo diseño de las luces, el expresivo faldón delantero y la zaga de aspecto más ancho, con embellecedores redondos en la salida doble de escape, realzan visiblemente el atractivo de los modelos de acceso al mundo de los SUVs de Mercedes-AMG, junto al  nuevo motor V6 biturbo de 3,0 litros desarrolla ahora 390 caballos de fuerza es decir, 23 más que el modelo anterior.

Gracias a la combinación de este motor y la transmisión automática AMG SPEEDSHIFT TCT 9G de reacción rápida, la tracción integral AMG Performance 4MATIC con prioridad al eje trasero y el sistema de regulación de la agilidad AMG DYNAMICS, este SUV compacto de lujo ofrece la mejor experiencia de manejo posible, ya sea  de la forma más cómoda  en las actividades del día a día, o con la máxima agilidad y poder en una pista.

La versión más reciente del sistema de info-entretenimiento Mercedes-Benz User Experience (MBUX) con funciones e indicadores específicos de la división de alto desempeño Mercedes-AMG se distingue por su innovadora tecnología de de manejo y visualizado, que incrementa una vez más su utilidad para la conducción diaria.

Mercedes-Benz GLC 2020

Esta aptitud práctica se ve reforzada por una gran habitabilidad para los ocupantes, abundante espacio para el equipaje y un extenso equipamiento de seguridad.

«La nueva versión de los modelos GLC 43 4MATIC SUV y Coupé ostenta la calandra del radiador específica de AMG. Esto permite identificarlos a primera vista como miembros de pleno derecho de nuestra amplia y diversa familia de SUV, que goza de una excelente acogida en el mercado», dijo Tobias Moers, Presidente del Comité de Dirección de Mercedes-AMG GmbH.

«El SUV mediano de altas prestaciones combina nuevos elementos de diseño de gran expresividad con un incremento de potencia, el innovador sistema de infoentretenimiento MBUX y una aptitud patente para la conducción diaria», agregó. «Por supuesto, también en este segmento cumplimos nuestra promesa de marca, «Driving Performance», con altas dosis de agilidad y dinamismo deportivo».

Las dos versiones Mercedes-AMG GLC SUV y Mercedes-AMG Coupé se benefician del generoso despliegue de potencia resultado de diversas adaptaciones del software, entre otros factores y se distinguen de la versión regular de Mercedes-Benz  por la cubierta del motor con insertos rojos de aluminio y logotipo AMG.

Los turbocompresores independientes, de mayor tamaño que los anteriores, se montan junto al motor, con lo que reaccionan con gran espontaneidad. Esto garantiza unas prestaciones contundentes.

Tanto el SUV como el coupé completan el sprint de 0 a 60  millas por hora en 4,9 segundos  y alcanzan velocidad máxima de 156 millas por hora.