Las 10 cosas que jamás debes hacer con tu coche en invierno

Por Marcos Bureau - 2024/01/01

Consejos prácticos para manejar en la nieve de forma segura

Las 10 cosas que jamás debes hacer con tu coche en invierno. Foto: Archivo Autoproyecto

El invierno trae consigo condiciones climáticas adversas que pueden hacer que conducir sea un desafío. Para garantizar la seguridad y el rendimiento de tu vehículo durante esta estación, es crucial evitar ciertos comportamientos que podrían poner en peligro tanto a ti como a otros en la carretera. Aquí hay una lista de las 10 cosas que nunca debes hacer con tu coche en invierno:

1.- Ignorar el mantenimiento

El invierno pone a prueba la resistencia de tu vehículo, por lo que es esencial asegurarse de que esté en las mejores condiciones posibles. Ignorar el mantenimiento regular, como cambiar el aceite, revisar los frenos y verificar los niveles de líquidos, podría conducir a problemas graves en condiciones invernales.

2.- No revisar los neumáticos

Los neumáticos desgastados o sin la presión adecuada tienen un agarre deficiente en superficies resbaladizas. Antes de que llegue el invierno, verifica la presión de tus neumáticos y asegúrate de que tengan un dibujo suficiente para proporcionar tracción en carreteras nevadas o heladas.

Top 5 consejos para manejar en nieve

Incluso con tracción en las cuatro ruedas, es fácil subestimar las condiciones resbaladizas. Foto: Archivo Autoproyecto

3.- Usar agua caliente para descongelar el parabrisas

El agua caliente puede dañar el parabrisas al provocar cambios bruscos de temperatura. Opta por un raspador de hielo o un líquido descongelante diseñado para resistir bajas temperaturas.

4.- Olvidar limpiar la nieve y el hielo por completo

Conducir con nieve y hielo acumulados en tu vehículo no solo es peligroso para ti, sino también para otros conductores. Asegúrate de limpiar completamente tu coche antes de ponerte en marcha para garantizar una visibilidad óptima y evitar situaciones de riesgo.

5.- Calentar el coche en una cochera cerrada

Dejar el motor en marcha en un espacio cerrado puede ser peligroso debido a la acumulación de monóxido de carbono. Si decides calentar el coche antes de conducir, asegúrate de hacerlo en un área bien ventilada.

El agua caliente puede dañar el parabrisas al provocar cambios bruscos de temperatura. Foto: Archivo Autoproyecto

6.- Sobrestimar la tracción en condiciones resbaladizas

Incluso con tracción en las cuatro ruedas, es fácil subestimar las condiciones resbaladizas. Conduce con precaución, reduce la velocidad y aumenta la distancia de seguimiento para evitar accidentes.

7.- No llevar un kit de emergencia

En invierno, las situaciones de emergencia son más probables. Asegúrate de llevar un kit de emergencia en tu coche que incluya mantas, alimentos no perecederos, una linterna y herramientas básicas.

8.- Confiar en el control de crucero en condiciones invernales

El control de crucero puede ser peligroso en condiciones invernales, ya que puede dificultar la adaptación rápida a cambios en la carretera. Controla manualmente la velocidad para mantener el control total de tu vehículo.

Top 10 consejos para manejar seguro en el invierno

En invierno, las situaciones de emergencia son más probables. Foto: Archivo Autoproyecto

9.- No ajustar la conducción a las condiciones del camino

Las condiciones invernales requieren un enfoque de conducción diferente. Reduce la velocidad, evita maniobras bruscas y planifica tus giros con anticipación para adaptarte a las condiciones cambiantes de la carretera.

10.- No estar preparado para emergencias

Ante cualquier eventualidad, como quedar atrapado en la nieve, es fundamental estar preparado. Lleva contigo un teléfono cargado, un cargador portátil y asegúrate de que alguien sepa tu ubicación y tu ruta planificada.

Al seguir estas precauciones y evitar estos errores comunes, puedes mantener tu coche y a ti mismo a salvo durante los meses invernales. La seguridad en la carretera es responsabilidad de todos, y tomar medidas preventivas puede marcar la diferencia en la prevención de accidentes y en la protección de vidas.