Ford Shelby GT500 2010: El SVT más potente jamás fabricado

Ford Shelby GT500 2010: El SVT más potente jamás fabricado
Ford Shelby GT500 2010: El SVT más potente jamás fabricado
Ford Shelby GT500 2010: El SVT más potente jamás fabricado
Ford Shelby GT500 2010: El SVT más potente jamás fabricado

Ford Shelby GT500 2010, SVT, la sigla en inglés de Equipo de Vehículos Especiales, es un departamento interno de Ford que se dedica desde hace tiempo al desarrollo de productos de alto desempeño, el más reciente de los cuales es el Shelby GT500 del 2010, que llega a los concesionarios derrochando potencia. De hecho, el Ford Shelby GT500 2010 que tuvimos oportunidad de conducir en las carreteras entre San Francisco y el valle del Napa, es el Mustang modificado de fábrica más potente jamás producido por SVT. Es el resultado de la cooperación de muchos años entre Ford y Shelby Automobiles, y lleva además la denominación KR, que significa Rey del Camino. En el diseño le incorporaron detalles del legendario Shelby Cobra original de los años 60, que quedaron evidentes en las dos versiones, cupé y convertible.

De cualquier manera, el propósito de Ford con este vehículo va mucho más allá del derroche de potencia y desempeño, que corren por cuenta del motor V-8, con admisión supercargada de refrigeración interna, doble árbol de levas en el cabezote, que entrega 540 caballos de potencia a &,200 rpm, y 510 libras por pie cuadrado de torsión a 4,500 rpm. La raya roja del tacómetro está fijada en 6,250 rpm y el capó de aluminio del Shelby, que le imprime su poderosa apariencia, contribuye a enfrentar el motor a través del extractor de aire. La transmisión manual de seis velocidades, con doble embrague, recibió mejoras significativas, que se reflejan en una mejor conducción y en niveles de ruido y vibración mucho más bajos. Los discos son más grandes que en el modelo que reemplaza, y son fabricados en cobre y fibra de vidrio, que los hacen más robustos.

En el Shelby GT500, los neumáticos desempeñan un papel importantísimo en lo que toca a la apariencia. Son Goodyear F1 Supercar, de 19 pulgadas en rines de aluminio, en el cupé, y de 18 pulgadas en el convertible. La suspensión fue optimizada para reforzar la estabilidad, redoblando la confianza del conductor a la hora de frenar, acelerar o entrar en una curva pronunciada. Al igual que la mayoría de los productos estelares de Ford, el Shelby GT500 viene equipado con el sistema de control de estabilidad AdvanceTrac, que obedece a distintas opciones de desempeño. Con el sistema encendido, el vehículo está apto para el tipo cotidiano de conducción, mientras que cuando el selector se posiciona en Sport, la respuesta es la apropiada para quienes quieren sentir de lleno la energía del vehículo. El sistema puede apagarse también del todo, dejando en funciones sin embargo los frenos antibloqueo y otros sistemas activos de seguridad. En este acápite habría que incluir también las bolsas de aire frontales, de dos etapas, las laterales y el Sistema de Seguridad Personal de Ford.

Uno de los aspectos más destacados del Shelby GT500 es el que tiene que ver con la aerodinámica, que fue actualizada para el nuevo modelo con un separador frontal de aire, totalmente rediseñado, que tiene por objeto ayudar a producir más agarre, reducir la resistencia del viento y, en consecuencia, mejorar el desempeño del automóvil. Por dentro, el Shelby GT500 sobresale por la calidad de los materiales que se emplean en su acabado, desde el cuero genuino con insertos de gamuza de Alcántara en las sillas y el volante, hasta el aluminio del tablero de instrumentos, que describen inequívocamente la apariencia de una joya de alta calidad. La apariencia interior puede ser adornada también con las mismas rayas de competición que engalanan la carrocería.

Como no podría ser de otra manera, al Shelby GT500 lo equipa también el sistema SYNC, que con activación de voz controla los sistemas de comunicación y entretenimiento dentro del auto, integrándolo además con la mayoría de los teléfonos móviles y reproductores de audio equipados con el sistema Bluetooth. Opcionalmente, este sistema puede complementarse con el sistema de navegación, también con activación de voz, integrado al servicio SIRIUS Travel Link, una tecnología líder en la industria que proporciona información útil y actualizada sobre tráfico, con datos de accidentes e incidentes en 78 mercados; meteorología de costa a costa, con información sobre el estado del tiempo y pronósticos para cinco días, además de los precios de la gasolina en más de 120 mil estaciones de servicio de todo el país.

El Ford Shelby GT500 se fabrica en la planta de Auto Alliance International, en Flat Rock, Michigan; recorre 14 millas por cada galón de gasolina en la ciudad y 22 en la autopista, y su precio básico comienza en los $41,800 dólares.