Charlie Mallon, un tipo obsesionado con Chevrolet

 

Con el paso del tiempo todos solemos fijarnos una meta, a sea a corto o largo plazo. Charlie Mallon de 54 años, residente de Downingtown, Pensilvania, desde hace 40 años Charlie ha adquirido todo tipo de cosas relacionadas a Chevrolet; banderas de carreras, libros, latas de refresco, ropa, vasos, autos en miniatura. Recientemente Mallon exhibió 2,181 artículos de la marca en la Downingtown West High School en su intento por integrarse al libro de Los Récords Guinness con la mayor colección de souvenirs de Chevrolet.

La mayoría de sus objetos están relacionados con Corvette, auto que desde que era muy pequeño ha admirado. “Les agradezco a todos los autos, pero hay algo especial en el Corvette. Es la mirada. Es el sonido. Es la mística. Todo sobre el Corvette lo convierte en auto deportivo americano”, comentó Mallon.

Y es que tiene miles de Corvette en miniatura, todos ellos mostrados en el gimnasio de la escuela secundaria local. Pero para complementar con broche de oro, es dueño de un 2005 de escala real, además que hace unos años tuvo un cupé de 1965.

Con el fin de calificar para el récord, debió contar con varios testigos, entre ellos un contador público certificado, para que comprueben el número de artículos en su colección. Posteriormente se presentará una solicitud formal a la organización Guinness World Records para una nueva revisión y conteo. La idea de establecer un récord mundial es saber si cuenta con la mayor colección de la marca, además de “justificarse ante su esposa”, afirmó. Su intento por aparecer en el libro es un intento para establecer una nueva categoría y la primera marca de la misma.