Doble Test Drive BMW M en el Nürburgring X3 M y X4 M 2019

El doble Test Drive BMW M en el legendario circuito alemán del Nürburgring incluyó a las nuevas generaciones del X3 M y X4 MBMW que amplían la familia BMW M en los nuevos segmentos SAV (Sports Activity Vehicles) y SAC (Sports Activity Coupes).

De estas formas, comenzaron las pruebas de altas prestaciones que caracterizan a estos dos nuevos modelos de la división BMW M, aprovechando el fin de semana de carrera en Nürburgring que se disputó del 7 al 9 de septiembre.

Los prototipos de los futuros BMW X3 M y BMW X4 M has estado rodando por el exigente circuito de más 20.8 kilómetros (13 millas), con más de 170 curvas y cambios de elevación de más de 1,000 pies (300 metros), como parte de su puesta a punto para su producción masiva y salida a la venta antes del final de 2019.

Durante estos Test Drives, en el Nürburgring, los ingenieros de BMW M  trabajaron para realizar ajustes específicos del tren de rodaje, suspensión y aerodinámica.

Además de los elementos estéticos que caracterizan a los modelos de BMW M como las entradas de aire rediseñadas, las cuatro colas de escape y una aerodinámica mejorada, la característica técnica que integran estos dos nuevos modelos es un motor de seis cilindros en línea con tecnología BMW M TwinPower Turbo.

Doble Test Drive BMW M en el Nürburgring X3 M y X4 M

Otro de los elementos probados durante estas sesiones, fue el sistema de tracción M xDrive, específico para cada uno de los dos modelos, que vio la luz por vez primera en el nuevo BMW M5 y que ahora heredan los nuevos BMW X3 M y BMW X4 M para asegurar el máximo rendimiento y transferencia de potencia del motor a las cuatro ruedas.

Junto con el diferencial activo M en el eje trasero, la dinámica en las curvas, agilidad, precisión y comportamiento de los dos modelos se han elevado a un nuevo nivel sin parangón entre los competidores del segmento.

El BMW X3, fundador del segmento medio de los Sport Activity Vehicles en el año 2003, está ya en su tercera generación, después de haberse producido un total de más de un millón y medio de unidades.

Su diseño claramente definido garantiza una presencia inconfundible y, a la vez, realza el carácter dinámico del vehículo y su típico carácter X.

Por su parte, el nuevo BMW X4 es un perfecto caso de estudio de cómo transmitir una dinámica muscular con una presencia imponente.

De clase superior y superficies limpias, los acentos modernos encabezan esta reinterpretación de la inconfundible estética del X4. En la familia BMW X, el X4 asume el papel del atleta que atrae todas las miradas.