Frenado con motor ¿qué es y qué beneficios nos brinda?

tips de conducción segura

Al conducir, sobre todo en carretera, nuestros frenos pueden ser sometidos a cargas de trabajo excesivas que a la larga y dependiendo del uso, puede llegar a provocar fallos, es por esa razón que es bueno conocer los secretos del frenado con motor.

El principal problema que presentan los sistemas de freno tradicionales, ya sean de tambor o de disco, es que las balatas generan una gran cantidad de fricción al hacer contacto con la masa de rodamiento, lo que a su vez calienta los componentes, lo que reduce su efectividad con el paso del tiempo y el uso.

Por esto mismo cuando viajamos en vías de acceso controlado o en la autopista, nuestros sistemas de freno podrían verse sometidos a un trabajo muy intenso, sobre todo en zonas de pendientes, por lo que en estos casos es una buena idea optar por otros medios de frenado que nos ayuden a controlar el calor generado en los frenos, circulando así con mayor seguridad.

Tips de manejo seguro

¿Qué es exactamente el frenado con motor?

Es aquí cuando cobra mucha importancia la técnica de frenado con motor, una de las más utilizadas en las autopistas en muchas carreteras alrededor del mundo y que consiste en controlar y bajar las revoluciones de nuestro motor al mismo tiempo que bajamos las marchas en nuestra transmisión, reduciendo la velocidad rápidamente sin tener que someter los frenos a cargas excesivas de trabajo.

Básicamente el frenado con motor consiste en invertir el funcionamiento tradicional del auto, es decir, en lugar de hacer que el motor accione las ruedas, las ruedas accionen y retendrán el poder entregado por el motor, dependiendo de cuál sea la marcha en la que se mantenga nuestra caja.

Frenado con motor

¿Cómo frenar con motor de manera correcta?

Para frenar con motor, lo primero que debes hacer en tu auto es soltar el acelerador y dejar que las revoluciones bajen automáticamente, conforme estas lleguen a un punto demasiado bajo, podrás bajar también las velocidades en la caja, es decir si circulabas en cuarta, baja a tercera y después a segunda (de ser necesario).

Si estás en una pendiente lo más seguro es que desacelerar no sea suficiente, pues la misma trayectoria podría aumentar las revoluciones o al menos mantenerlas, por lo que tendrás que accionar tus frenos. No tengas miedo de hacerlo, pero recuerda que debes hacerlo suavemente y, solamente lo necesario, pues estamos tratando de mantenerlos fríos.

Frenado con motor

¿Se puede hacer frenado de motor en una transmisión automática?

La respuesta es que si y puede ser más fácil de lo que piensas. Lo primero que debes hacer, mientras circulas en Drive (D) es desacelerar al llegar a una pendiente y tras esto la caja tendría que hacer todo el trabajo, aunque de no ser así también puedes optar por bajar las velocidades manualmente, aunque eso sí, ten mucho cuidado al hacerlo y fíjate bien la manera en la que están distribuidas en tu placa de información, ya que de hacerlo mal podrías dañar seriamente la transmisión.

¿Cuáles son las desventajas o peligros de hacerlo?

En general esta es una habilidad de manejo sencilla que no conlleva mayores problemas, por lo que no deberías presentar problemas, aunque claro tiene algunos riesgos y el más importante es que, si bajas de velocidad en la caja cuando las revoluciones aún son muy altas, podrías causar que las válvulas choquen con los pistones y por consiguiente se dañe tu motor, por lo que nunca debes dejar de cuidar las revoluciones.

Fuera de esto no deberías tener ningún problema en la práctica del frenado con motor, una actividad que, como podrás darte cuenta, se muestra como una alternativa muy atractiva para cuidar tu vehículo, así que la próxima vez que te encuentres en la carretera no tengas miedo y comienza a practicar esta habilidad.

Te puede interesar: Descansar en un viaje largo, más importante de lo que imaginas