Breve historia del Chevrolet Corvette, el deportivo sin igual

La historia del Chevrolet Corvette nos dice que la primera generación se introdujo a finales del año modelo 1953. Originalmente diseñado como un automóvil de exhibición para el General Motors Motorama de 1953, generó suficiente interés para inducir a GM a acelerar una versión de producción para venta al público.

El 30 de junio del mismo año, el primer Corvette de producción salió de la línea de montaje en Flint, Michigan. La producción tuvo un tope de 300 unidades, todo en el icónico color blanco para el exterior y rojo para los interiores.

Un hombre llamado Zora Arkus-Duntov había asistido al Motorama de 1953 en Nueva York. Arkus-Duntov quedó tan impresionado por la belleza de este pequeño automóvil que escribió una carta al ingeniero jefe de Chevrolet, Ed Cole, para felicitarlo por un trabajo bien hecho y para hacer algunas sugerencias sobre cómo podría mejorarse el futuro modelo de producción.

Si bien Arkus-Duntov se quedó impresionado por la aparición del roadster, se sintió algo decepcionado con lo que vio debajo del capó: el motor de seis cilindros.

Arkus-Duntov comenzó su carrera en Chevrolet el 1 de mayo de 1953 como ingeniero asistente del personal. Trabajó en muchos proyectos durante sus primeros años en Chevrolet, pero siempre tuvo un ojo puesto en el Corvette y otro más en las carreras.

Arkus-Duntov era un ingeniero brillante, un atrevido piloto de carreras, y se convirtió en el «padrino» del Corvette. Fue el primer hombre en tener el título de ingeniero jefe para el programa Corvette y fue el responsable de transformar ese auto, de un simple roadster de aspecto atractivo, al poderoso deportivo estadounidense en el que se ha convertido.

Sigue leyendo…

Historia del Chevrolet Corvette