El primer Volvo eléctrico será MADE IN CHINA

Volvo eléctrico
Volvo eléctrico
Volvo eléctrico
Volvo eléctrico
Volvo eléctrico
Volvo eléctrico

Volvo Cars, el fabricante sueco de vehículos de lujo , anunció en el Auto Show de Shanghái, que su primer Volvo eléctrico será fabricado en China.

El nuevo modelo, basado en la arquitectura modular compacta (CMA) de Volvo se pondrá a la venta en 2019 y se exportará a todo el mundo desde el gigante asiático.

La decisión de fabricar en China su primer vehículo eléctrico pone de manifiesto el papel fundamental que jugará este país en el futuro electrificado de Volvo y destaca su creciente importancia como centro de fabricación del sector automovilístico.

“Volvo Cars respalda totalmente el objetivo del Gobierno Chino de conseguir un aire más limpio, tal y como figura en su último plan quinquenal”, dijo Håkan Samuelsson, director ejecutivo de Volvo Cars. “Es un objetivo que coincide plenamente con nuestros valores fundamentales sobre el cuidado medioambiental, la calidad y la seguridad. Creemos que la electrificación es la clave de la movilidad sostenible”.

China, el mayor mercado del mundo de vehículos electrificados, tiene objetivos muy ambiciosos para aumentar las ventas de vehículos totalmente eléctricos e híbridos con el fin de resolver los problemas de calidad del aire y de congestión del tráfico en sus ciudades.

Volvo se ha comprometido a vender un millón de vehículos electrificados —totalmente eléctricos e híbridos— para 2025.

También está desarrollando un vehículo totalmente eléctrico con su arquitectura escalable de productos (SPA). Asimismo, la compañía sueca tiene previsto ofrecer una versión híbrida enchufable de cada modelo.

Volvo cuenta con tres plantas de fabricación en China, situadas en Daqing, Chengdú y Luqiao, donde se fabrican, respectivamente, los vehículos de las series 90, 60 y 40.

El siguiente paso de expansión de Volvo fuera de Suecia es en Estados Unidos, donde está construyendo una nueva fábrica en el condado de Berkeley, Carolina del Sur, de la que saldrá inicialmente el Volvo S60 de la próxima generación, tras una inversión de $500 millones.

La nueva planta que deberá producir las primeras unidades del nuevo Volvo S60, abrirá sus puertas en 2018, con capacidad inicial para 100,000 vehículos anuales.

You may also like

By 

Sign In

Reset Your Password

Email Newsletter