FA Porsche, un hombre con mucha historia

La historia automotriz ha cerrado otro de sus capítulos, el día de ayer falleció el profesor Ferdinand Alexander Porsche a la edad de 76 años en Salzburgo; si bien su apellido dice mucho, dice más su legado.

Ferdinand Alexander Porsche nació el 11 de diciembre de 1935 en Stuttgart, hogar del deportivo alemán por excelencia, y fue el hijo mayor de Dorothea y Ferry Porsche. Pasó gran parte de su infancia en las oficinas y talleres de su abuelo, Ferdinand Porsche, y en 1943 la familia se mudó junto con la empresa a Austria, regresando a Stuttgart en 1950, para posteriormente estudiar en la prestigiosa Escuela de Diseño de Ulm.

En 1958 se unió a la oficina de ingeniería de la entonces Dr- Ing. h.c. F. Porsche KG, donde pronto demostró su talento al esculpir el primer modelo de lo que sería el sucesor del 356 en plastilina. En 1962 se convirtió en el jefe de diseño y un año más tarde causó un gran revuelo con el Porsche 901, conocido como 911 debido a que Peugeot tenía patentado el cero al centro para sus modelos. El 911 es el ícono de auto deportivo; hoy, casi 50 años después, disfrutamos de la séptima generación de esas líneas atemporales y clásicas. FA Porsche creó autos durante los 60 como el Type 804 de Fórmula Uno y el 904 Carrera GTS, ahora considerado uno de los autos de carreras más bellos de la historia.

Al convertirse Porsche KG en una Sociedad Anónima en 1971/72, FA Porsche y el resto de los miembros de la familia se retiraron de las operaciones comerciales de la compañía. En 1972 fundó Porsche Design Studio, empresa que en décadas siguientes diseñó accesorios clásicos para caballeros y niños, tales como relojes, lentes e instrumentos de escritura; al día de hoy son elementos bien conocidos bajo la denominación de Porsche Design. Diseñó también productos industriales, electrodomésticos y bienes se consumo. El credo para su trabajo fue “El diseño debe ser funcional y la funcionalidad debe traducirse en estética visual”.

Recibió muchos premios por su trabajo, en 1968 el Comité Internationale de Promotion et de Prestige lo homenajeó por el diseño del Porsche 911; mientras que, en 1992, el Industrial Forum Design Hannover le dio el premio del año. En 1999, el Presidente de Austria le otorgó el título de Profesor.

Ferdinand Alexander Porsche será enterrado en una tumba familiar en Schüttgut en Zell am See, Austria; asistiendo sólo su familia inmediata. Posteriormente habrá un funeral oficial en Stuttgart.