¿Por qué es mejor la tracción integral?

Por Autoproyecto News - 2014/02/17

Subaru-3 1
La tracción total es una aliada del conductor en condiciones de inestabilidad, superficies deslizantes o en situaciones off road. Es uno de los avances más importantes del siglo XX para la seguridad en la carretera.

Por qué es mejor la tracción integral

Circular en asfalto con zonas de baja adherencia, en situaciones con lluvia, hielo o incluso nieve, y que son habituales en los meses de invierno se hace más seguro si disfrutas de la tracción total.

Tener un vehículo con tracción total permanente AWD implica que las cuatro ruedas reciben la potencia de forma constante. Un diferencial se encarga de enviar a cada eje la potencia necesaria para cubrir nuestras necesidades de conducción, y en general este tipo de tracción proporciona una conducción más segura y cómoda.

Una clara ventaja de disponer de tracción integral permanente la podemos observar comparándola con otros tipos de tracción total es que siempre va conectada. Frente a la tracción total conectable estamos hablando de eliminar el factor humano a la hora de activar la tracción en ambos ejes, lo que nos puede servir para ahorrar tiempo, y también “ahorrar” en seguridad.

Por ejemplo, en la tracción total conectable es el conductor quien, mediante un selector o una palanca, dice al sistema que quiere complementar la tracción con el eje que falta (el auto puede tener tracción en el eje delantero o trasero, y el complemento sería el otro eje, por supuesto). Las ventajas de la tracción total solo se disfrutarían cuando el conductor lo decide, y siempre tendremos la variable de incertidumbre de si el conductor ha decidido bien, o a tiempo.

De hecho un potencial peligro que podemos notar en la tracción conectable es que, si el diferencial se mantuviese bloqueado y nos dirigimos a una carretera con el firme seco (o sea, donde no necesitaríamos la tracción total), podríamos tener problemas. De ahí que en un sistema de tracción conectable es tan importante la parte de conexión como la de desconexión.

La ventaja clara de la tracción permanente es que no nos sorprenderán de la misma manera las zonas resbaladizas. Si circulamos tranquilamente y nos encontramos con una placa de hielo o con nieve, la tracción total conseguirá repartir la responsabilidad entre las cuatro ruedas, de forma que estaremos mejor cubiertos ante un deslizamiento no provocado.

Para terminar, los sobrevirajes y subvirajes son “absorbidos” con un vehículo con tracción integral, y sobre todo si es permanente porque no nos sorprenderán. Al tener mayor adherencia el equilibrio en ambos ejes es mejor, y así mejora la estabilidad en aceleración y frenada. Eso no quiere decir que el auto no subvire o sobrevire, tan solo que, en condiciones normales, no sufriremos esos pequeños inconvenientes.



Autoproyecto News

Autoproyecto.com es el sitio web de noticias y contenido especializado más completo para los amantes de los autos. Autoproyecto ha creado contenido original multimedios durante los últimos diez años, que va desde pruebas de autos, noticias y consejos hasta todo lo relacionado al mundo automovilístico.

Artículos relacionados

GUÍA DE COMPRA POR FABRICANTE