Feliz 50 Aniversario FIAT 124, la leyenda italiana

Diseño e ingeniería

Para la carrocería se habían diseñado cuidadosamente los interiores con asientos anatómicos, acabados en madera y un panel de instrumentos muy completo con velocímetro, manómetro eléctrico de aceite, termostato de agua y cuentarrevoluciones electrónico.

Manteniendo la misma tracción trasera, la versión Spider estaba fuertemente connotada por el motor 124AC.000, un cuatro cilindros en línea con diámetro y carrera de 80 y 71,5 mm respectivamente, con una cilindrada de 1438 cm3.

Un motor realmente brillante, gracias también a la culata de doble árbol de levas y válvulas en V, desarrollaba una potencia de 90 caballos de fuerza a 6,500 revoluciones por minuto y alcanzaba una velocidad máxima de 106 millas por hora (170 km/h).

El carburador era vertical de doble cuerpo y un sistema de doble filtrado del aceite garantizaba una mejor lubricación y una mayor duración.

Otras características situaron al modelo entre los automóviles deportivos de gama alta: cambio de cinco velocidades de serie, neumáticos radiales y volante de dos radios de tipo deportivo.

Este último estaba conectado a una caja de dirección con una columna en dos piezas, unidas por juntas universales, que garantizaban una alineación de marcha excelente.

La elegancia de las líneas, las buenas prestaciones del motor, la estabilidad y la seguridad del modelo, que derivaba de los cuatro frenos de disco, del servofreno de depresión y de la presencia de la barra Panhard transversal para una mejor disposición de las cargas en curva, aseguraron desde los primeros meses un buen éxito comercial de segmento y de imagen.

El 124 Sport Spider costaba 1.550.000 liras, casi medio millón más que la versión sedán. Las llantas de aleación “Cromodora” y el techo rígido estaban disponibles por un precio extra de 65.000 liras.