Mercedes-Benz CLS 2019, tercera generación de un clásico moderno

El nuevo Mercedes-Benz CLS 2019, que está en su tercera generación y debutó tras su presentación en el pasado Auto Show Los Angeles, es un anticipo de la evolución de la filosofía de diseño de la marca alemana, fácilmente reconocible por el diseño de líneas reducidas y su impresionante tecnología.

De inmediato, llama la atención la nueva forma de la parrilla, cuyo contorno se ensancha hacia abajo, y el frontal inclinado hacia delante.

Otros elementos característicos son los faros anchos y de baja altura y los conjuntos ópticos traseros divididos en dos secciones. Al mismo tiempo, su diseño retoma el carácter carismático y atemporal  del primer CLS, que creó un nuevo segmento de mercado y se convirtió en muy poco tiempo en un icono del diseño.

Cuando debutó en 2003, el Mercedes-Benz CLS original fundó un nuevo nicho de mercado: el de los vehículos que combinan la elegancia y el dinamismo de un coupé con el confort y la funcionalidad de un sedán, que luego fue imitado por casi todos sus competidores, inicialmente por Porsche con el Panamera.

Ahora, en su tercera generación, los ingenieros y diseñadores de Mercedes-Benz apostaron por una imagen con más fuerza que nunca por el carácter carismático y singular del modelo referente.

Mercedes-Benz CLS 2019, 3ra. generación de un clásico moderno

Esta semana se realizaron en Barcelona, España, los primeros Test Drives, antes de su salida a la venta este verano.

Mercedes-Benz ofrecerá el nuevo CLS en todo el mundo con una nueva gama nueva de motores: grupos de seis y de cuatro cilindros en línea, en versión diésel (fuera de Estados Unidos) y de gasolina. Al igual que el modelo que reemplaza, el carácter de la tercera generación es sumamente deportivo.

El coupé es un vehículo altamente sugestivo, que convence con un excelente confort en trayectos largos y que entusiasma con sus innovaciones.

La línea de cintura arqueada, el perfil bajo y estilizado de las ventanillas laterales y la baja altura del habitáculo revelan que por las venas del nuevo modelo corre pura sangre CLS.

Al mismo tiempo, es un nuevo ejemplo de la evolución del canon de diseño basado en la claridad sensual. Se ha reducido sensiblemente la relevancia de las acanaladuras y las líneas en la carrocería.

A esto se suman numerosos detalles de diseño que demuestran su pertenencia a la actual gama de coupés de Mercedes-Benz. Sus excelentes propiedades aerodinámicas quedan patentes en un coeficiente cx de 0,26.

Pero el Mercedes-Benz CLS 2019 no es solamente deportivo, sino también confortable. Así lo demuestran el tren de rodaje AIR BODY CONTROL, el control de confort ENERGIZING y los sistemas de infoentretenimiento con In-Car-Office, integración de smartphones a través de Mercedes-Benz Link y recarga inalámbrica de estos dispositivos.

El panel táctil con controlador situado en la consola central permite manejar numerosas funciones de confort y realizar ajustes, ofreciendo una respuesta táctil y acústica.