Seguridad Volvo; cámaras vs DUI y drogas como equipo estándar

Seguridad Volvo
Seguridad Volvo

La constante evolución de la filosofía de Seguridad Volvo alcanzará un nuevo nivel con el uso de tecnologías para enfrentar los problemas de la distracción y el consumo de drogas y alcohol, mientras se maneja.

Según datos de la Administración Nacional de Transorte y Seguridad en las Carreteras (NHTSA por sus siglas en inglés), casi 30% de las muertes por accidente de tráfico registradas en Estados Unidos en 2017 fueron causadas por conductores bajo los efectos del alcohol o las drogas.

Esos, son los principales obstáculos que enfrenta Volvo en su Vision 2020, según la cual, nadie debe morir o resultar gravemente herido en un accidente que involucre a un Volvo fabricado a partir de 2020.

Con eso en mente, Volvo Cars cree que el mejor modo de luchar contra la distracción y el consumo de drogas y alcohol es instalar en el interior del vehículo cámaras y otros sensores que vigilen al conductor y permitan detectar si está claramente distraído o conduce bajo sus efectos, y por lo tanto, no reacciona a las señales de advertencia.

En tal caso, el propio sistema podría intervenir para evitar el riesgo de un accidente que podría provocar lesiones graves o incluso la muerte.

La intervención podría consistir en limitar la velocidad del vehículo, alertar al servicio de asistencia Volvo on Call y, como último recurso, aminorar la marcha de forma activa y estacionar el vehículo de un modo seguro.

La introducción de cámaras en todos los modelos Volvo comenzará a partir de la próxima generación de la plataforma escalable de vehículos SPA2 de Volvo, a principios de la década de 2020.

Más adelante se facilitará información sobre el número exacto de cámaras y su ubicación en el interior.

 

Seguridad Volvo
Seguridad Volvo

Seguridad Volvo

Volvo Cars también presentó la función Care Key que, a partir del año modelo 2021, permitirá a los conductores limitar la velocidad máxima de su vehículo antes de prestárselo a otras personas.

La función Care Key, las cámaras de vigilancia, la limitación de la velocidad y los sistemas de asistencia al conductor ya existentes tienen todos un mismo fin: lograr que la conducción sea más segura.

La presentación de Care Key se produce tras el anuncio realizado por Volvo Cars a principios de este mes de que, a partir de 2020, limitará la velocidad máxima de todos sus vehículos a 112 millas por hora (180 km/h,) lo que supone lanzar un mensaje claro sobre los peligros del exceso de velocidad.

Sign In

Reset Your Password

Email Newsletter

×