Tres razones por las que no debes comer en el auto

Como conducir de forma segura

Sabemos que en ocasiones el tráfico y otros factores pueden provocar que tengas la necesidad de comer en el auto, ya que el ajetreado ritmo de vida en las ciudades provoca que nuestros tiempos se vean extremadamente reducidos y nos conduce a buscar nuevas maneras de optimizar nuestra agenda.

Lamentablemente comer en el auto, contrario a lo que se podría pensar, es una de las actividades menos saludables para nosotros, ya que en primer lugar es una actividad que distrae nuestra atención del camino, lo que puede ocasionar accidentes, además de que en nuestro auto hay una gran cantidad de bacterias y virus que pueden entrar en nuestro cuerpo a través de la comida.

Si aún no nos crees, a continuación te presentamos un listado de 3 razones por las que no deberías comer en tu automóvil.

alimentos que no debes consumir si manejas

Higiene

Se muy sincero contigo mismo y pregúntate que tan frecuentemente limpias el interior de tu auto (no cuenta solamente sacudirlo con un trapo igual de sucio que tu auto). Seguramente te acabas de dar cuenta que lavas los interiores de tu auto muy esporádicamente (probablemente solo cuando lo llevas a lavar), por lo que en su interior hay una gran cantidad de microbios bacterias y virus listos para atacarte por medio de la comida que ingieras dentro de él.

De hecho, según un estudio realizado en Inglaterra, en el interior de un auto hay cerca de 700 microorganismos dañinos por pulgada cuadrada, mientras que en un inodoro hay solamente 80. Esto quiere decir que hay casi 10 veces más bacterias en el volante de tu auto que en el asiento de un inodoro.

Esta es, quizá, la razón más importante para dejar de una vez por todas de comer en tu auto, pues inconscientemente te estás exponiendo a una gran cantidad de enfermedades que están listas para dañarte.

comer en el auto

Seguridad

Otra razón de suma importancia es, como ya mencionamos antes, la seguridad y es que comer es una actividad que requiere quitar la vista del camino, lo que puede provocar accidentes que podrían dañarte a ti y a todos los que están a tu alrededor.

Para ejemplificar mejor lo anterior, si viajas a 37 millas por hora, tu vehículo recorre un promedio de 18 metros por segundo. Dar un mordisco a una hamburguesa toma en promedio 3 segundos. Esto quiere decir que cada mordida te hace perder la vista del camino por casi 197 pies metros, distancia suficiente para estrellarte directamente con el auto de enfrente o cambiar de carril involuntariamente, provocando siniestros que podrían incluso acabar con tu vida.

Tres razones por las que no debes comer en el auto

Comer en el auto, ojo con la limpieza

Regresando a la higiene, la limpieza del auto es muy importante y comer dentro de tu auto puede generar moronas y manchas que después serán muy difíciles de quitar y si algún día quieres vender tu auto, esto puede ser totalmente contraproducente.

Las manchas de miel, salsa, jugo de frutas, u otros líquidos que dejen residuos suelen ser extremadamente difíciles de quitar e incluso para productos especializados son un reto enorme al cual deben enfrentarse, además que el uso desmedido de estos puede generar desperfectos en tu auto.

Según los datos arrojados por un sito de compra y venta de autos, los compradores pagan menos dinero por un auto que tengas los interiores y las vestiduras sucias o en mal estado e incluso 1 de cada diez declararon que la principal razón para no comprar un auto usado es que los interiores están sucios.

Como podrás ver, comer en tu auto acarrea problemas que afectan seriamente tu salud, la estética de tu auto y sobre todo pone en riesgo tu integridad física y la de otros usuarios que se encuentran a tu alrededor.

alimentos que puedes consumir mientras manejas

Lo que sí puedes comer en el auto

Si tienes la necesidad de degustar un snack en el auto, te recomendamos algunas de las siguientes opciones:

Uvas

Licuados y yogurths embotellados y en general cualquier bebida que pueda taparse. Evita las sodas, dado que al agitarse pueden causar un estropicio cuando las abras en el auto.

Barras de granola tipo enjambre que están pegadas y no sueltan moronas

Dedos de queso o snacks que no dejen moronas

Nueces de la India, tostadas sin sal, ya que con sal dejan residuos en tus dedos que pueden terminar en el volante o los asientos.

Agua embotellada con tapa

Además de que todos estos alimentos cuidan mucho no ensuciar tu auto, también son poco distractores, por lo que podrás disfrutarlos con mayor seguridad.

También te puede interesar:  Top 8 consejos para ahorrar en el seguro del auto