Aston Martin DBS Superleggera celebra 50 años de James Bond

Aston Martin DBS Superleggera On Her Majesty’s Secret Service

Las ediciones especiales están de moda y con un producto que está causando revuelo hay que aprovechar la oportunidad. Aston Martin ha lanzado un DBS Superleggera que celebrando el 50 aniversario de la película On Her Majesty’s Secret Service y mimetiza al DBS original que aparece en la película.

DBS Superleggera, de edición muy limitada

Rindiendo homenaje al DBS de 1969 y a la película de James Bond que salió ese mismo año, el nombre completo del auto es On Her Majesty’s Secret Service DBS Superleggera, y ya que de esto tiene 50 años, serán 50 unidades del auto que saldrán a la venta. La edición especial se diferencia de otras ediciones y el auto normal por el color Verde Oliva que cubrirá la carrocería de cada uno de los autos. Detalles en fibra de carbono así como rines forjados y placas especiales a los lados, dan toques de estilo al auto.

Aston Martin DBS Superleggera On Her Majesty’s Secret Service

La parrilla frontal está diseñada para asemejar aquella del DBS de 1959. Lo mismo sucede en el interior del DBS Superleggera, el cual cuenta con revestimientos en piel negra así como Alcantara gris en el techo, asimilando al auto original. Terminados en rojo y placas que indican que el auto es una máquina del 007 son detalles extra del auto.

Siendo un auto de James Bond, los compradores tendrán la opción de adquirir un estuche para bebidas que está diseñado para encajar perfectamente en el espacio libre de la cajuela. Claro que Aston Martin sugiere que debes de consumir los contenidos con el auto detenido, y nunca debes beber y conducir. Con el movimiento del auto es seguro que tu bebida llegará bien agitada y no revuelta.

Aston Martin DBS Superleggera On Her Majesty’s Secret Service

Debajo del capó se encuentra el motor V12 5.2 litros doble turbo que genera 715 caballos de fuerza  y 663 lbs-pie de torsión, suficentes para propulsar a esta edición especial del DBS Superleggera de 0 a 62 millas por hora (100 kilómetros por hora) en 3.4 segundos.