Video, Ewy Rosqvist, orgullo femenino en el mundo del automovilismo

Aunque el mes de la mujer terminó hace apenas unos días, en Autoproyecto hemos decidido rendir un merecido homenaje a las mujeres en las carreras, mujeres como Ewy Rosqvist que han labrado su nombre con letras de oro en el mundo de las competencias automotrices.

Gracias a estas mujeres incansables, la igualdad de género es una realidad que no solo abarca los ámbitos laborales y políticos, sino también el mundo de las competencias automotrices. Hoy en día es común ver mujeres piloto en las distintas categorías, ganando premios alrededor del mundo.

Los orígenes de las mujeres pilotos

Ewy Rosqvist

Los libros de historia afirman que la primera mujer que se puso detrás del volante de un auto de carreras fue Hélène Van Zuylen, una osada francesa que compitió en la carrera Paris-Ámsterdam-Paris en 1898. A ella siguieron otras mujeres igualmente notables como Camille du Gast que corrió en la carrera Paris-Berlin en 1901.

Fue hasta 1903 cuando la británica Dorothy Levitt se convirtió en la primera mujer en ganar una carrera profesional. Al ser la piloto titular del equipo profesional que participó en las mil millas de Hereford, en Inglaterra, a Levitt se le considera como la primera piloto profesional de la historia.

Dorothy logró obtener diversos récords mundiales de conducción y sentó las bases para que otras mujeres incursionaran en las carreras profesionales. A lo largo de las últimas décadas, nombres como Jacqueline Evans de López, Jutta Kleinschmidt, las hermanas Legge y Susie Stoddart,  Rahel Frey, Vanina IchxMichele Mouton  y muchos más han creado su propia leyenda en la historia del automovilismo de competencia.

Ewy Rosqvist, una auténtica leyenda viviente

Ewy Rosqvist

Y por supuesto que nos podemos pasar por alto que el nombre de Ewy Rosqvist, quien el 5 de noviembre de 1962, terminó más de tres horas antes que el resto de los competidores en el Sexto Gran Premio Argentino de Turismos.

En la actualidad, desde eventos de Mercedes-Benz & Friends hasta Schloss Dyck Classic Days, los fanáticos siempre están encantados de ver a la baronesa Ewy von Korff-Rosqvist cada vez que aparece como embajadora de la marca para la división Mercedes-Benz Classic. Hace pocos días, durante la celebración de su cumpleaños número 85, la marca alemana rindió un sincero reconocimiento a esta extraordinaria mujer.

“Extendemos nuestras sinceras felicitaciones a Ewy Rosqvist en su día especial”, dijo Michael Bock, Director de Mercedes-Benz Classic y del Centro de atención al cliente. “Apreciamos enormemente su calidad como persona, y su total profesionalidad al volante”.

Ewy Rosqvist

Los inicios de Ewy Rosqvist

La historia de Ewy es fascinante. Desde su juventud estuvo inmersa en el ámbito de los coches cuando su padre compró un Mercedes-Benz 170 S (W 136) para que la joven condujera entre 200 y 250 millas por día en los estrechos caminos de tierra y grava.

En su autobiografía “Fahrt durch die Hölle” (“Manejando por el infierno”), esta extrarodinaria piloto escribió: “Después de dos años, manejaba tan bien que a menudo terminaba el día una y media o dos horas antes.” La joven se casó con el ingeniero y entusiasta del deporte motor Ingve Rosqvist en 1954 y de esta forma inició su aventura en el mundo de las competencias. Al lado de su esposo participó en el Rally Sueco de 1954, donde incluso tuvo la oportunidad de conducir.

Ewy Rosqvist

La carrera de Ewy la llevó a participar en competencias de gran renombre como el Rally del Sol de Medianoche y el Rally de los 1,000 Lagos en Finlandia. En 1959, Rosqvist se convirtió en campeona europea del rally femenino venciendo a Pat Moss, la internacionalmente famosa piloto de rally y hermana de Stirling Moss. La princesa Grace de Mónaco entregó el trofeo a Ewy en la ceremonia del Rally de Monte Carlo en enero de 1960. Rosqvist ganó este título nuevamente en 1960 y 1961. También ganó la clase de damas (Coupe des Dames) en 1959 y 1961.

Sin duda, el nombre de Ewy Rosqvist quedará por siempre grabado en la historia del automovilismo mundial. Sin duda, un ejemplo a seguir para las futuras generaciones de mujeres al volante.

También te puede interesar:  Bruce McLaren, el hombre que cambió el automovilismo deportivo para siempre