Vandal One, el track-car estadounidense con 560 hp

Vandal One
Vandal One

La moda de los track-cars fue principalmente impuesta por los ingleses quienes nos han regalado los mejores autos de este segmento. Otros se han unido, como los mexicanos con el VUHL 05 y sus versiones más extremas, y ahora es el turno de los estadounidenses con el Vandal One.

Creado partiendo de la base de un monocasco de fibra de carbono, el auto utiliza este mismo material exótico y de alto costo en su carrocería. Debido a esto el juguete de pista pesa tan solo 1,224 libras o 550 kilogramos. El bajo peso es una característica escencial para este tipo de autos, ya que estos dependen mucho de la ligereza para tener agilidad.

Vandal One, un auto con espíritu de competencia

A pesar de la apuesta por la ligereza, el Vandal One no escatima en potencia. El motor utilizado es el cuatro cilindros 2.0 litros turbo del Honda Civic Type R, el cual ha sido modificado para aumentar su potencia de 306 caballos de fuerza a 340 hp. Si esto no es suficiente para tu sed de poder, existe una versión R del auto el cual produce 540 hp. A pesar de contar con inducción forzada, el motor es capaz de alcanzar las 9,000 revoluciones por minuto. En ambas versiones, el tren motriz cuenta con una caja secuencial de seis marchas provista por Sadev.

Pero un motor en un chasis exótico no es todo lo que el Vandal One ofrece. La suspensión está inspirada en autos de Formula 1 y utiliza un sistema pushrod en ambos extremos del auto. También tenemos amortiguadores JRi ajustables con barras estabilizadoras. Cinco modos de manejo cambian la altura del auto, la cual puede ir desde las 5 pulgadas (12.5 centímetros) en su setting más alto, hasta las 2 in (5 cm) en el más bajo y agresivo para la pista.

Cada uno de los Vandal One vendrá con un sistema de telemetría en pista. Su costo comenzará desde los $119,00 y podrás apartar el tuyo con tan solo $1,000 más tarde este 2019.

También te puede interesar: La Mejor carrera de arrancones 2018: Ferrari vs Lamborghini