Ventas de minivans en picada pero sobrevivirán según los expertos

Según los expertos, aunque se mantienen las ventas de minivans en picada, el segmento seguirá vivo.

Desde hace algunos años, el mercado de los minivans se ha ido contrayendo, pero la extinción total parece estar lejos todavía.

Muchos fabricantes han dejado de producirlos, pero otros se mantienen firmes. En su momento, Chrysler vendía más de este tipo de autos, que los que venden hoy entre todas las marcas.

Tanto Fiat Chrysler como Toyota, Honda y Kia, saben que el negocio de este tipo de autos sigue siendo muy bueno, luego de que otras marcas decidieron dejar sus “rebanadas del pastel”.

Segmento podría subir gracias a los millenials

Se espera que a medida que más millennials, los cuales ahora tienen entre 23 y 38 años, formen sus propias familias, les darán el justo valor a las puertas corredizas, a los asientos plegables, pero sobre todo a la gran capacidad de carga.

Toyota Sienna 2020
Toyota Sienna 2020

Gracias a su capacidad de transporte, los minivans también son prometedores como vehículos autónomos, lo que significa que una vez más pueden volverse populares.

«No hay nada más que pueda competir contra un minivan», dice Tim Kuniskis, jefe de vehículos de pasajeros de Fiat Chrysler, marca líder en ventas en el segmento con dos minivans en el mercado estadounidense. «Desde la perspectiva de llevar personas y cosas, nada le iguala».

El año pasado, las ventas de los minivans registraron 482,185 unidades en total, el nivel más bajo en más de 30 años. En 2019, las cosas no han mejorado y las matriculaciones han descendido otro 16% en el primer semestre.

Los únicos grandes competidores que quedan para Fiat Chrysler (Chrysler Pacifica y Dodge Caravan) son el Honda Odyssey y el Toyota Sienna. Aunque Kia ofrece el Sedona, las ventas son relativamente pequeñas.

“Otros segmentos del mercado pueden presumir de más de 1 millón de ventas por año, pero también tienen 20 o más competidores dentro de su propio segmento”, remató Kuniskis.

Y así, aunque las ventas de minivans sigan en picada, lo que se mueve en el segmento se reparte entre muy pocos.

Con información del NY Times.