Consejos para mamás al volante

Por Marcos Bureau - 2023/05/10

Los 5 errores más comunes al viajar en auto con niños

Consejos para mamás al volante. Foto: Archivo Autoproyecto

Como madre, tu auto es tu mejor aliado en prácticamente cualquier tarea. Desde realizar las compras en el supermercado hasta llevar a tus hijos a la escuela o a sus actividades deportivas, es indispensable para ti contar con un vehículo propio que te permita hacer más eficientes los trayectos y recorrer el camino con seguridad para ti, tu familia y todos los que te rodeen por las calles. Aquí van algunos consejos para mamás al volante.

Es por esta razón que hemos decidido realizar para ti, en este día tan especial, una lista de cuatro consejos invaluables para toda mamá al volante, que te convertirán en una experta de las calles y la envidia de otras madres cuando te vean pasar con todo bajo control.

Lleva siempre juguetes suaves y afelpados a bordo

Cuando vas a realizar un viaje considerablemente largo en tu auto con tus hijos, llevar juguetes a bordo es un aspecto indispensable, pero como recomendación, lo más importante es que estos no sean pesados, pues en caso de una colisión estos pueden salir disparados y provocar daños a cualquiera de los pasajeros, convirtiéndose en armas letales, pues viajando a 30 millas por hora, el peso de los objetos a bordo puede multiplicarse por 56.

Por todo lo anterior, lo más recomendable es que los juguetes a bordo que lleve tu hijo sean peluches o muñecos de trapo sin accesorios sólidos, pues así evitarás impactos peligro a los pasajeros del auto.

mujeres al volante

Cuando vas a realizar un viaje considerablemente largo en tu auto con tus hijos, llevar juguetes a bordo es un aspecto indispensable. Foto: Pixabay

Coloca el asiento del bebé en sentido contrario

Colocar el asiento infantil de manera correcta en el auto es una acción vital para todo menor a bordo de un vehículo, pero en el caso de los bebés, la posición es de vital importancia para salvaguardar su vida. Como ya sabrás, los menores de 3 años deben viajar con el asiento infantil direccionado en sentido contrario a la circulación del vehículo ya que, de esta manera, se consigue evitar que los pequeños corran riesgo de asfixia en caso de un impacto, además de que se mitiga el impacto sobre su cuerpo al repartir la fuerza en una mayor área, disminuyendo su intensidad.

Recuerda también que la cabeza del menor nunca debe sobresalir del respaldo de la silla infantil, ya que esta zona se encarga de proteger completamente sus cervicales, hombros, cuello y cabeza. Elige una silla adecuada para la talla de tu hijo y recuerda que se recomienda que los menores viajen en una de estas sillas hasta los 12 años.

El asiento central trasero es el mejor lugar para tu hijo

Al viajar con tus hijos en el auto, su seguridad es lo primordial, y colocar bien el asiento infantil es parte del proceso, sin embargo, la posición que ocupe en la banca posterior también puede añadir protección extra a los pequeños, por lo que se recomienda a todos los padres colocar (de ser posible) la silla infantil en el asiento central de la banca trasera, pues se ha comprobado en diversas pruebas que esta es la zona más protegida en el vehículo respecto a impactos frontales, posteriores y laterales, además de ofrecer una mejor visibilidad del menor al conductor y pasajero de la primera fila.

Recuerda que, si bien esta es la posición más segura, nunca debes tratar de adaptar los sistemas de seguridad de tu vehículo para colocar la silla ahí y solo debes hacerlo si el fabricante preparó dicha plaza con arneses de seguridad específicos para asegurar la sujeción y protección del menor.

 

mamás

Como madre, tu auto es tu mejor aliado en prácticamente cualquier tarea. Foto: Archivo

Evita mareos conduciendo suavemente

Los más pequeños del hogar son también las personas más susceptibles a mareos en viajes por carretera, especialmente si la carretera por la que se va a transitar es muy sinuosa.

Para evitarlo, recuerda conducir suavemente, sin importar si viajas en ciudad o carretera, evitando los cambios bruscos de carril, las aceleraciones repentinas y las frenadas bruscas. Recuerda que es mejor perder 10 o 15 minutos por conducir ligeramente más lento a tener que lavar tu auto cada vez que sales a recorrer la carretera.

De cualquier forma, siempre lleva a la mano bolsas de mareo y, de ser, posible, algún medicamento recetado por el doctor para evitar los molestos mareos.

Ahora sí, a disfrutar el paseo.  ¡Feliz día de las mamás!