Test Drive Honda NSX con Fernando Alonso

Test Drive Honda NSX
Test Drive Honda NSX

Fernando Alonso cambió su auto de Fórmula Uno de McLaren-Honda por un día para realizar el Test Drive Honda NSX, súper deportivo que el fabricante japonés creó específicamente para ofrecer una “nueva experiencia deportiva” (de allí su nombre NSX, procedente del inglés New Sports eXperience).

Alonso condujo el Honda NSX – que en Estados Unidos se vende como el Acura NSX -, en el Circuito de Estoril, a las afueras de Lisboa, Portugal), en un Test Drive en el que los periodistas asistentes se convirtieron en copilotos de excepción del campeón de Fórmula 1.

Equipado con un motor híbrido que entrega hasta 581 caballos de fuerza, , el nuevo NSX saldrá a la venta en Europa en el último trimestre 2016. En Estados Unidos ya está a la venta.

El súper deportivo de Honda cuenta con un nuevo motor DOHC de seis cilindros y dos turbo compresores montado longitudinalmente que se combina con una transmisión de doble embrague (DCT) y nueve velocidades desarrollada específicamente para este modelo.

Un motor eléctrico de accionamiento directo trasero, alojado entre el motor y la caja de cambios, favorece el rendimiento en aceleración, frenado y cambio de marchas.

Además, las ruedas delanteras del NSX vienen propulsadas por dos motores eléctricos paralelos independientes de alto rendimiento que proporcionan una respuesta instantánea de la torsión.

En su diseño se destacan las proporciones clásicas de perfil afilado y ancho, combinadas con unas superficies modernas y atractivas, un diseño frontal agresivo y unas ópticas traseras recuerdan a las del NSX original, en cuyo desarrollo participó Ayrton Senna.

En cuanto al interior, éste ofrece una visibilidad frontal excepcional, controles sencillos e intuitivos y una ergonomía que aúna una sujeción líder en su segmento con un confort extraordinario y una gran facilidad de acceso y salida.

Test Drive Honda NSX con Fernando Alonso

Acura NSX 2017, 1ra. prueba de manejo en Japón

“Lo que más me ha sorprendido ha sido la frenada, la capacidad de los frenos y las sensaciones como piloto no distan mucho de lo que sentimos en F1, aunque se trata de conducciones muy diferentes”, dijo Alonso después de las pruebas. “”Conducir un NXS es más suave y dulce que un monoplaza, ya que no vas a buscar el milímetro como sí haces en las carreras. Es como hablar de dibujo artístico y dibujo técnico”.

El NSX se fabrica exclusivamente en las instalaciones del Performance Manufacturing Centre (PMC) de Marysville, Ohio. donde 100 expertos en producción altamente cualificados se encargan de la fabricación de la carrocería completa, la pintura y el montaje final.

Esta versión, que incorpora una carrocería fabricada mediante procesos pioneros en el mundo del automóvil y un nuevo motor de 3,5 litros y seis cilindros con dos turbocompresores, desafía los convencionalismos del segmento de los superdeportivos como ya lo hiciera su primera generación hace un cuarto de siglo.

En una época en la que dominaba la Fórmula 1, con cinco títulos de constructores durante cinco años consecutivos, desde 1986, Honda presentó el NSX original en 1989, de la mano de sus dos grandes pilotos, Ayrton Senna y Alain Prost, y un año más tarde, en 1990, inició la comercialización del que por aquél entonces ya se consideraba un automóvil adelantado a su época.

Hoy, 25 años después, Honda ha vuelto a reunir a un campeón de Fórmula 1, Fernando Alonso, y el nuevo NSX en una oportunidad única, antes de que el modelo llegue a los concesionarios europeos.

Además de la experiencia como copilotos de Fernando Alonso, que han podido llevarse en forma de vídeo gracias a las imágenes grabadas con una cámara on board instalada en el interior del vehículo, los periodistas asistentes han comprobado también las virtudes del auto por las carreteras portuguesas acompañados de conductores profesionales.

You may also like

By 

Sign In

Reset Your Password

Email Newsletter