Carroll Shelby, muere el hombre más no la leyenda

Bien lo dijo un conocido, muere el el último de los mohicanos. Y es que un mes dos leyendas de la historia del mundo automotor han dicho adiós. Fue el pasado 5 de abril cuando el profesor Ferdinand Alexander Porsche el pasado 5 de abril creador del legendario Porsche 911, modelo ícono de la casa de Stuttgart. Ahora es Carroll Shelby, cuyo nombre siempre va ligado al alto performance y a los muscle cars, es quien se despdide  de este mundo a la edad de 89 años en Dallas, Texas, ciudad donde se crió.

Antes de su carrera como piloto y preparador de automóviles Shelby se alistó en los United States Air Corps durante la Segunda Guerra Mundial. A su regreso a Estados Unidos es cuando da inicio a su majestuosa carrera en el mundo de los autos. Shelby tanto fue un excepcional piloto. Después de correr en Aston Martin, Ferrari y Maserati en los 50´s, Shelby tuvo que dejar  de las competencias por razones de salud. Pero no por completo, dejó el volante más no el ambiente automotor, es ahí cuando comenzó a desarrollar automóviles de competición. Así como edificaba vehículos lo mismo perfeccionaba motores, fue ahí donde comenzó a ganar la atención de las escuderias en todo el mundo.

Shelby Cobra, un roadster con motor V8 deportivo basado en el británico AC Cobra, es sin duda el vehículo más conocido al llevar su nombre. Carroll Shelby también ganó una gran reputación por el diseño y construcción  de algunos de los Ford Mustangs más emblemáticos en la historia del pony car,, ejemplo de ello son el Shelby GT350 y GT500. Otro de los vehículos representativos de Carroll es el deportivo Ford GT40, uno de los vehículos más representativos de no solo de Ford sino de las páginas de la historia del automóvil.

Visionario y líder autmovilismo, la personoalidad de Shelby era la otra cara de la moneda de la arrogancia y soberbía de sus creaciones, su personalidad en la vida diaria era todo lo contrario. Dicen quines tuvieron la oportunidad de conocerlo y tratarlo por algunos momentos, que  Carroll siempre se caracterizó por su voz suave y amabilidad, a lugar que fuera siempre hacía amigos. Además siempre estuvo preocupado por ataender a personas quienes más lo necesitaban, es por ello que creó fundaciones caritativas.

Toda la familia de Carroll, su esposa Claudia, tres hijos, Patrick, Michael y Sharon, su hermana Anne Shelby Ellison, sus seis nietos y seis bisnietos han pedido que en lugar de enviar flores se hagan donaciones en su nombre a la Fundación Carroll Shelby (www.cscf.org). Se muerto el hombre, más no la leyenda.  Descance en paz Carroll Shelby.

You may also like

Sign In

Reset Your Password

Email Newsletter