Zacua, el auto eléctrico Hecho en México

La industria automotriz mexicana está de fiesta luego del nacimiento de Zacua, el auto eléctrico Hecho en México que quiere competir en un mundo realmente complicado y donde ya habitan rivales de mucho peso, desde hace algunos años. Sin embargo, el esfuerzo se agradece y la competencia siempre incita a la mejora. Aunque no creemos que por ahora Tesla sienta algún tipo de amenaza.

Una presentación espectacular y con asistencia de personajes muy controvertidos en el país fronterizo, como el Secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, mostró dos modelos del auto eléctrico mexicano, llamados Zacua M2 y Zacua M3 (¿qué pensará la gente de BMW de los códigos utilizados?).

A pesar de no ser una de las modalidades más populares, la propulsión eléctrica empieza a ganar adeptos en México. Una de las principales razones por las que los consumidores mexicanos empiezan a voltear hacia vehículos como el Zacua es el alto costo de los combustibles (en Estados Unidos es bastante más barata la gasolina), pero hay muchos otros factores que todavía influyen a la hora de la decisión de compra.

Detalles de los autos Zacua como el tiempo de recarga de la batería: 8 horas con un cargador tipo SAEJ1772, son algunos de los factores que influyen a la hora de “soltar” el dinero.

Zacua M2, el auto eléctrico hecho en México
Zacua M2, el auto eléctrico hecho en México

Precio y motorización del Zacua, el auto eléctrico hecho en México

Entre los dos modelos del Zacua lo que marca la gran diferencia es el tamaño del vehículo. El motor es eléctrico y es capaz de entregar hasta 45 caballos de potencia. Según la gente de la firma, ambas variantes ofrecen autonomía de hasta 160 kms (de la Ciudad de México a Cuernavaca y de regreso… sin tráfico).

No podemos omitir que llevan frenos de disco en las cuatro ruedas y sistema ABS, suspensión McPherson en ambos ejes, modos de manejo: Eco, Standard y Sprint. El peso total en báscula nos indica 380 kg con dimensiones de 3,065 mm de largo, 1,567 mm de ancho y 1,453 de alto.

Al exterior hay detalles como los rines de 15 pulgadas de diámetro hechos en aleación ligera. También cobran relevancia los faros para niebla y la oferta de colores para la carrocería es limitada, pero suficiente.

Se dice que la Comisión Federal de Electricidad está a cargo de la instalación de los cargadores, pero no se han dado más detalles al respecto (parece que aquí es donde pesa la injerencia del Secretario de Energía de México).

El precio del modelo básico es de 460 mil pesos mexicanos, pero hay que señalar que el Nissan Leaf $499,900 pesos mexicanos.