Alianza Toyota-Subaru para desarrollo de autos eléctricos

Alianza Toyota-Subaru

La nueva alianza Toyota-Subaru le permitirá a las dos marcas japonesas desarrollar conjuntamente una plataforma destinada a vehículos eléctricos de batería (BEV) de tamaño mediano y grande, así como un nuevo SUV eléctrico que se venderá con nombres distintos.

La mayor contribución de Subaru  será su tecnología de tracción integral que ha evolucionado desde hace muchos años, mientas que Toyota aportará las tecnologías de electrificación de vehículos que ya   está compartiendo con otras compañías.

Desde que se inició el  acuerdo de colaboración entre ambas compañías en 2005, Toyota y Subaru han ido profundizando su cooperación en diversos campos, como el desarrollo, la producción y las ventas.

Algunos ejemplos son la colaboración que dio como fruto el Toyota GT86 y el Subaru BRZ de tracción trasera desarrollado conjuntamente en 2012, o el híbrido enchufable (HEV) Subaru Crosstrek para el mercado efe Estados Unidos, al que se aplicó el know-how de Toyota en tecnología híbrida (HEV).

Para dar respuesta a los nuevos desafíos de la industria, englobados bajo el acrónimo CASE (conectado, autónomo, compartido y eléctrico) y el desarrollo de motores y componentes para vehículos eléctricos, tanto Subaru como Toyota ven necesario llevar a cabo un rápido desarrollo tecnológico en un espectro de iniciativa más amplio que nunca.

Tras este acuerdo con Toyota, Subaru destinará sus actuales recursos para el desarrollo de vehículos eléctricos de baterías a este nuevo proyecto conjunto.

Dentro de este nuevo marco, Subaru seguirá esforzándose en crear un SUV eléctrico del segmento C, a la vez que mejora la eficiencia en términos de ingeniería, desarrollo, compras y otras áreas a través del nuevo proyecto conjunto.

Alianza Toyota-Subaru para desarrollo de autos eléctricos

Alianza Toyota-Subaru para desarrollo de autos eléctricos

El acuerdo anunciado hoy representa una nueva área de colaboración centrada de forma especial en la necesidad urgente de responder a la “E” de CASE, es decir, a los trenes de propulsión y componentes electrificados.

Además, la comercialización de vehículos eléctricos requiere el uso de baterías de gran capacidad y, con su popularización, llegará una gran demanda de suministro de baterías.

Debido a las diferencias en la manera en que se utilizarán los automóviles provocada por la autonomía máxima de los mismos y a la construcción de infraestructuras, también será necesario un nuevo enfoque de los tradicionales métodos de venta.

Estas y otras dificultades presentan un número creciente de desafíos relacionados con los costes, el suministro y las formas de venta.

Para responder con rapidez a las necesidades de diversificación de estos mercados y a los múltiples desafíos, tanto Subaru como Toyota creen que es necesario seguir un modelo de negocio que vaya más allá de lo establecido, cruzando las fronteras industriales junto con otras compañías que compartan sus aspiraciones.

Como primer paso en esta dirección, mientras se acelera la producción mediante el empleo conjunto de tecnologías que representan las fortalezas de cada compañía y cooperando siempre que sea posible, las dos compañías desarrollarán conjuntamente una plataforma destinada a Vehículos eléctricos de baterías (BEV).

Sign In

Reset Your Password

Email Newsletter

×