El McLaren 720s se hace eléctrico…en versión infantil

mejores superdeportivos 2019

Al parecer, McLaren no quiere que solo los adultos puedan conducir sus extravagantes vehículos por las calles y es que todo niño sería feliz al viajar en uno de los vehículos más exclusivos y veloces del mundo, aunque esta será una versión eléctrica y de muy reducidas dimensiones. Como lo lees, el McLaren 720s se hace eléctrico.

Así como lo lees, la firma de Woking ha lanzado al mercado un pequeño auto eléctrico para niños basado en su exclusivo modelo McLaren 720s, con un cuidado a los detalles sumamente sorprendente, pues es prácticamente una versión a escala del vehículo a gasolina.

Mejores superdeportivos 2019

McLaren 720s se hace eléctrico y con muchos detalles

En el exterior, nos encontramos con la grata sorpresa de que McLaren cuidó todos los detalles y decidió incluir las ya clásicas puertas de mariposa que han caracterizado a la marca desde sus primeros modelos, asi como el ya clásico color Papaya Spark que podemos ver en el modelo real, todo esto se combina estupendamente con la réplica de los rines que podemos ver en las ruedas de plástico

Por dentro, resalta el sistema de infoentretenimiento con entradas para memorias SD y USB que puede reproducir la música favorita de los más pequeños para disfrutar del viaje tal cual lo harían en el súper deportivo británico.

McLaren 720s se hace eléctrico

Para hacer la experiencia mucho más real, este auto eléctrico tiene un sistema para emular el poderoso sonido del V8 de 4 litros que porta el modelo real y cada vez que el pequeño pise el acelerador podrá escuchar los impresionantes 720 caballos liberar todo su poder.

Para mayor seguridad este modelo a pequeña escala se equipó con un sistema de control remoto que permite a los padres mantener el control, la velocidad y los frenos de vehículo en todo momento.

McLaren 720s se hace eléctrico

Eso sí, a pesar de que este es solo un auto de juguete eléctrico, el precio al igual que el modelo real, es bastante elevado, pues por ahora solo se ofrece en el continente europeo con un precio de alrededor de 352 euros. Y si el cliente lo desea puede cambiar el color anaranjado de la carrocería por algún otro, todos provenientes de la gama del auto real, entre los que encontramos el naranja Azores Orange, el azul Belize Blue o el morado Lantana Purple.