Un padre le imprime a su hijo un Lamborghini Aventador en 3D

Al conocer la noticia del Lamborghini Aventador en 3D nos viene a la mente la pregunta: ¿Quién de nosotros no soñó de niño con tener un poderoso auto exótico? Preferiblemente un italiano, esos que teníamos en posters pegados a las paredes de nuestro cuarto, o si eres muy joven, quizá también los conociste a través de videojuegos, tal como el hijo del Doctor Backus, quien se enamoró del Lamborghini Aventador mientras jugaba al Forza Horizon 3.

El Dr. Backus es un físico que vive apaciblemente con su familia en Denver, Colorado, disfrutando sus días libres con sus hijos, jugando en el jardín o pasando una tarde de videojuegos viviendo la pasión de las carreras de forma segura. Durante una de esas tardes, su hijo le preguntó si él podría construir un Lamborghini Aventador para su familia, a lo que el padre respondió que sí.

Lamborghini Aventador 3D
Lamborghini Aventador S, modelo 2018

Fue entonces cuando, tras un poco de investigación y planificación de este proyecto, el Dr. Backus decidió optar por la utilización de piezas fabricadas con impresoras 3D para la realización del proyecto más ambicioso de su vida; construir un Lamborghini Aventador de tamaño real.

Lamborghini Aventador en 3D, fruto del amor paternal

Desde hace más de un año, el doctor ha trabajado intensamente en la fabricación del Lamborghini Aventador en 3D, trabajando las piezas de carrocería más grandes y sencillas en impresión 3D, recubriéndolas con un tratamiento de Kevlar y fibra de carbono para asegurar su resistencia y fiabilidad.

En cuanto a las piezas más frágiles y delicadas de este modelo, fueron compradas de segunda mano y aunque no lo creas, provienen de Lamborghini Aventador originales, para poder terminar con un vehículo que fuera lo más fiel y parecido al súper deportivo italiano.

Para asegurar su resistencia, el Dr. Backus construyó un chasis tubular de acero y aluminio reforzado, donde montó el motor V8 de un Corvette 2003 y una transmisión invertida de Porsche 911, todo recubierto por la carrocería que ha ido construyendo poco a poco con miles de paneles pequeños.

El buen doctor comentó que el calcula el precio final de fabricación de este Aventador será de unos $29,000, algo significativamente más bajo que el del modelo “real”, que se encuentra por encima de los $550,000.

Por ahora, el vehículo aún no está terminado y falta aún bastante para poder verlo en su mejor estado, aunque eso sí, su fabricante sube continuamente videos a su canal de YouTube para poder ver los avances que está teniendo en la fabricación y darnos una idea cada vez mejor del resultado final de este impresionante modelo.