Ares S Project, el hiperauto basado en un Corvette C8

Por Bruno Magni - 2020/09/23

Ares S Project

A pesar de contar con el chasis y el motor de un Corvette C8, el Ares S Project es un auto totalmente diferente y extremo. Foto: Ares Design

A poco tiempo de que fue  lanzado el primer Corvette con motor central, ya existe un hiperauto basado en su plataforma, el Ares S Project, y juzgando a primera vista el resultado es espectacular.

Como recordatorio, Ares es la compañía dirigida por el ex CEO de Lotus, Dany Bahar, una firma de la cual han salido otros superdeportivos como el Panther ProgettoUno, basado en el Lamborghini Huracán y que es de igual impacto visual.

Más que un Corvette con otra carrocería

Dejando momentáneamente a un lado el radical diseño de la carrocería, el Ares S Project comparte el chasis y el motor con el deportivo estadounidense. Según la compañía, el V8 de 6.2 litros produce 705 caballos de fuerza a 6,450 revoluciones por minuto y 715 libras pie de torsión a 5,150 rpm además de ser capaz de llegar hasta las 9,000 rpm, todo esto sin inducción forzada.

Ares S Project

Con más de 700 hp el V8 6.2 litros es el V8 naturalmente aspirado más poderoso en el mercado. Foto: Ares Design

Para llegar a estas cifras, Bahar se ha limitado a declarar que lo realizado es un secreto entre ellos y su distribuidor en los Estados Unidos, recalcando que todo son modificaciones mecánicas, no de software.

Además el sonido producido por el motor es inspirado en los V10 de la Fórmula Uno teniendo como resultado un tono alto. Si es algo como el Lexus LF-A o el Porsche Carrera GT, tenemos un ganador.

Un hiperauto divertido de conducir

El propósito del Ares S Project es ser un auto divertido de manejar, a diferencia de los hiperautos actuales como Koenigsegg que son tan potentes que conducirlos deja de ser un placer, expresó el director.

Ares S Project

La carrocería de fibra de carbono logra que el auto tenga un peso ligero y una agilidad excepcional además de un diseño extravagante. Foto: Ares Design

Si bien la potencia no se acerca a los niveles actuales, el diseño es mucho más extremo que casi cualquier competidor existente, dando una apariencia incluso de un auto de carreras y no uno de calle.

Podríamos pensar que la compañía está sobre-prometiendo, como suele suceder, pero Ares ha tenido buenos resultados con sus previas creaciones, lo cual me lleva a creer que el auto es más que un ensayo sin culminación.



Artículo anterior

Impacto Hispano: Ford sabe cómo piensan los Hispanos, pero no logra llegarles

Artículo siguiente

Hyundai Soapbox Ride, el auto que puedes armar en casa