Deléitate con el rugido del V12 del prototipo Gordon Murray T.33

Por Bruno Magni - 2024/04/09

Deléitate con el rugido del V12 del prototipo Gordon Murray T.33

Con el Gordon Murray Automotive T.50 en plena producción y el desarrollo del T.50S, su hermano de pista, en una etapa avanzada, GMA está dirigiendo su enfoque hacia el T.33, el modelo que pinta para ser el más “asequible”.

Aunque ligeramente más pesado y menos potente que el T.50, que toma inspiración del McLaren F1, el T.33 presume de un motor Cosworth V-12 de 3.9 litros y 607 caballos de fuerza, capaz de alcanzar las 11,100 rpm.

Pues bien, la marca británica acaba de ensamblar su primer auto de pruebas, y aunque dista mucho de la especificación de producción, se desplaza bajo su propio poder y deleita nuestros oídos con su garve y apasionante voz.

En el más reciente video de GMA, tenemos la oportunidad de ver—y escuchar—a James, el auto de pruebas, que es conducido por Dario Franchitti, el piloto de pruebas de la compañía y triple campeón de las 500 millas de Indianápolis, quien se divierte poniendo a prueba este modelo en la pista de pruebas. Con sumo cuidado, pues el vehículo es nuevo, y a pesar del frío que se siente en el ambiente, Dario acelera lo suficiente como para deslizar el auto ligeramente en varios puntos del trayecto.

Gordon Murray T.33

El prototipo del Gordon Murray T.33 estrena las piernas en pista. Foto: Gordon Murray

Gordon Murray T.33 estira las piernas en pista

El motor guarda una estrecha relación con el bloque del T.50, aunque ha sido adaptado en el T.33 para ofrecer un mayor torque en las revoluciones más bajas. Una entrada de aire de estilo "shaker" se eleva sobre la cabina y suministra aire a cuatro cuerpos de aceleración, generando así 607 caballos de fuerza y 333 libras-pie de torque. Aunque inicialmente GMA planeaba ofrecer al T.33 con una opción de caja de cambios manual de seis velocidades o secuencial, prácticamente todos los compradores optaron por la manual, lo que llevó a la compañía a cancelar la otra alternativa.

Por supuesto, el vehículo de pruebas carece de toda la espectacularidad del producto final. Aunque cuenta con varios interruptores y paneles heredados del T.50, la cabina se presenta mayormente vacía. Incluso se distingue el Dynamat en el techo.

Al final del video, Franchitti lleva al V-12 a las 9.000 rpm. Un escape único le otorga un carácter sonoro diferente al del T.50, pero igualmente impresionante. Estamos ansiosos por escuchar más.

Galería de imágenes

Thumbnail
Thumbnail
Thumbnail
Thumbnail