El último MINI Clubman sale de la línea de producción

Por Marcos Bureau - 2024/02/11

último MINI Clubman sale de la línea de producción

El último MINI Clubman sale de la línea de producción para dar paso a una nueva era electrificada. Foto: MINI

La historia del MINI Clubman ha llegado a su fin, marcando el cierre de la producción de este icónico modelo por parte de la firma británica después de 17 años. Sin embargo, su legado se remonta a 55 años atrás. La era eléctrica ahora domina en el mundo de MINI.

La producción del MINI Clubman ha concluido oficialmente. El distinguido modelo familiar de la gama británica ya no será fabricado, aunque la historia nos enseña a no descartar sorpresas en el futuro.

El MINI Clubman original data de 1969 y se mantuvo en producción hasta 1982. Después de un cuarto de siglo, renació en 2007 como un modelo completamente nuevo. ¿Quién sabe si podría regresar en algún momento posterior?

último MINI Clubman sale de la línea de producción

En total, se han manufacturado más de 1.1 millones de unidades, la mitad de ellas en la instalación de Oxford. Foto: MINI

Adiós al MINI Clubman

El próximo MINI se encuentra estrechamente ligado a la tecnología eléctrica. Aunque la producción del Clubman se detiene, quizás sin alcanzar los objetivos deseados, está dejando la puerta abierta al futuro, que llegará en la forma del nuevo MINI Aceman.

En su renacimiento en 2007, este modelo era completamente diferente al vehículo original. Diseñado como un vehículo familiar, presentaba una carrocería única sin pilar B, puertas traseras de apertura opuesta y un portón trasero dividido verticalmente.

La segunda generación, presentada en 2015, abandonó las puertas traseras, pero aún ofrecía un amplio espacio familiar y una de las mejores capacidades de almacenaje en el maletero.

En total, se han manufacturado más de 1.1 millones de unidades y casi el 50% de esa producción corresponde a la instalación de Oxford. Además, se ha exportado a más de 50 países alrededor del orbe. Del Clubman se han producido variantes de gasolina y diésel, con transmisión manual y automática, incluso una versión John Cooper Works que generaba 300 hp.

El siguiente paso para la firma británica es, después de haber invertido más de 700 millones de euros, reconfigurar su planta en Cowley, anteriormente conocida como Oxford, para albergar el próximo crossover eléctrico y los nuevos MINI Cooper de gasolina en diversas carrocerías. A partir de 2030, la fábrica se dedicará exclusivamente a la producción de vehículos eléctricos, con una nueva área designada para la instalación de baterías.