2022 Ferrari 296 GTB


de 5
MSRP $322,986
PRECIO
$322,986 MSRP
MPG CUIDAD AUTOPISTA
18 / 22
CABALLOS DE FUERZA
654
0-60 MPH
2.9

Pasajeros2
Tres filasNo
TracciónTrasera
Litros3.0
CilindrosV6
InducciónTurbo
Caballos de fuerza654
Torsión546
MPG ciudad18
MPG autopista22
Aceleración 0-602.9
Velocidad máxima205
Híbrido/Eléctricohibrido
Rango de autonomía16 millas
Garantía del vehículo completo3 años / millaje ilimitado
Garantía del tren del motor3 años / millaje ilimitado
Potencia
Transmisión
Manejo en ciudad
Manejo en carretera
Rendimiento de gasolina
Diseño exterior
Espacio interior
Calidad de materiales interiores
Equipamiento
Info-
entretenimiento
Seguridad
Precio
Puntuación general 3.7

Sin duda el Ferrari 296 GTB es un paso gigantesco para la marca italiana en el terreno de la electrificación y representa una evolución notable para la firma

Dani Clos pone a prueba el Ferrari 296 GTB

La marca del Cavallino Rampante una vez más nos presenta una de sus novedades, el completamente nuevo Ferrari 296 GTB, un modelo que abre oficialmente su transición hacia la electrificación y que pone al alcance de aquello afortunados que pueden costear una de estas máquinas, una gama muy amplia y llamativa de novedades que la firma ha desarrollado con este modelo y las pone a prueba por primera vez. Dani Clos tuvo la oportunidad de asistir al evento oficial de la marca para probar este bólido italiano y aquí nos deja sus primeras impresiones.

Tan solo al darle un vistazo al vehículo, es fácil darse cuenta toda la experimentación que Ferrari ha realizado con este modelo. La carrocería luce líneas estilizadas y novedosas, que podrían marcar un nuevo rumbo en la marca en cuanto a su filosofía de diseño, destacando el apartado de la cubierta del motor, que ofrece un diseño bastante novedoso, al igual que las tomas y salidas de aire en la parte trasera que relucen junto a las salidas de escape de este modelo.

mejores autos deportivos estados unidos

Dani Clos pone a prueba el Ferrari 296 GTB. Foto: Ferrari

Ferrari 296 GTB, interior

A nivel interior, Ferrari una vez más optó por no colocar una pantalla central para el infotenimiento, colocando dos pantallas en la cabina, la primera, y más grande de ellas, destinada completamente para los controles de conducción y el sistema de navegación integrada, colocada detrás del volante donde antes solían colocarse los tableros de instrumentos. La segunda pantalla, de menor tamaño, se encuentra justo frente al pasajero y ofrece una gama completa de controles para el sistema de infotenimiento y las opciones de confort que este modelo ofrece.

Los asientos del Ferrari 296 GTB, fabricados en fibra de carbono, exhiben un diseño muy bien trabajado, que mitiga mucho la fatiga en los hombros y ofrece una experiencia de conducción verdaderamente placentera, permitiendo al conductor conducir una gran cantidad de millas sin que nuestra postura se convierta en una tortura al terminar nuestro viaje.

Pero sin duda, lo más importante es lo que podemos ver bajo el cofre, donde se esconde el más reciente desarrollo de la marca, un tren motriz híbrido que permite una autonomía máxima de 16 millas en modo puramente eléctrico, combinándose con un motor V6 biturbo híbrido, que tiene la peculiaridad de tener las cabezas del motor abiertas en un ángulo de 120°, lo que permite a la marca reducir el peso del conjunto y reorganizar los elementos del motor, colocando los turbos sobre las cabezas en lugar de en los costados, como se suelen colocar de manera regular.

Dani Clos pone a prueba el Ferrari 296 GTB

Tan solo al darle un vistazo al vehículo, es fácil darse cuenta toda la experimentación que Ferrari ha realizado con este modelo. Foto: Ferrari

Experiencia de manejo del Ferrari 296 GTB

Es entonces que este pequeño desglose de características debe someterse a prueba una vez más sobre el asfalto, donde Dani Clos salió rumbo a la carretera para probar si este nuevo motor V6 era capaz de plantar cara a los clásicos, y muy renombrados, motores V8 de Ferrari que tantos buenos momentos nos han hecho pasar, y sus primeras impresiones no han podido ser mejores.

Lo primero que se puede destacar del Ferrari 296 GTB, es que a pesar de ser un motor turbo, el lag prácticamente no se puede percibir, y es que el conjunto híbrido está diseñado para que el motor eléctrico se accione justo en el turbo lag, deteniendo por completo la pérdida de potencia en esos milisegundos y ofreciendo un sonido que nos recuerda mucho a los autos Fórmula 1 de la actualidad.

Por si fuera poco, el empuje del motor es verdaderamente brutal. Al pisar el acelerador a fondo es muy clara la acción del motor eléctrico que proporciona una gran cantidad de torque instantáneo para disparar al 296 GTB sobre el asfalto, en una entrega de potencia que bien podríamos definir como la de un Ferrari de estas características, combinándose además con una distancia entre ejes más corta que permite hacer movimientos muy ágiles sobre la carretera sin perder estabilidad y, por supuesto, con una retroalimentación inigualable en el volante, algo que ya podríamos definir como una marca registrada de Ferrari.

Sin duda el Ferrari 296 GTB es un paso gigantesco para la marca italiana  en el terreno de la electrificación y representa una evolución notable para la firma que está entrando en una transición hacia el futuro, experimentando de una manera muy satisfactoria nuevas tecnologías que pronto se volverán un estándar en la marca, y que encaminan al fabricante italiano de manera muy positiva en esta transición automotriz.

GUÍA DE COMPRA POR FABRICANTE