Zumby Pixel

Porsche y Aston Martin, récords en subasta de RM Sotheby’s

Porsche y Aston Martin, récords en subasta de RM Sotheby's

Durante la más reciente subasta de RM Sotheby’s en Londres, el aumento de valor en los autos clásicos se vio reflejado cuando clásicos europeos rompieron récords.

Con una economía inestable e inversiones difíciles, los ultra ricos están buscando bienes donde su inversión les regrese más dividendos que si pusieran ese dinero en otro bien o negocio.

Estos bienes resultan ser autos clásicos, los cuales por esta razón han subido drásticamente su valor en los últimos años.

Durante la subasta de RM Sotheby’s en Londres, este aumento de valor en los autos clásicos se vio reflejado cuando clásicos europeos rompieron récords de ventas, principalmente de las marcas Aston Martin y Porsche, aunque también hubo un par de sorpresas de otras marcas.

El Aston Martin más caro del día fue un DB4GT que se vendió en unos $3.18 millones de dólares, acompañado de otro DB4 convertible cuyo precio de $1.3 millones empató en quinto lugar con un Alfa Romeo 6C de 1939. Otro DB4 Serie II Coupe se vendió por $585,000.

Porsche y Aston Martin, récords en subasta de RM Sotheby's

Récords en subasta de RM Sotheby’s en Londres

Pero los reyes de la noche fueron los Porsche, particularmente aquellos enfriados por aire.

Una colección de autos de la marca de los años 90’s pertenecientes al mismo dueño, estableció récords de subasta para cada modelo ofrecido.

Un 911 GT2 de 1995 se vendió en $2.45 millones más de un millón de dólares sobre cualquier venta anterior del modelo.

Al GT2 se le unieron un 964 Turbo S Lightweight que se vendió en $1.3 millones y se volvió el 964 más caro jamás vendido, un Carrera RS 1993 vendido en $950,000 o casi medio millón más que nunca, y un Carrera RS Clubsport del 95 que también estableció récord para el modelo al ser vendido en $535,000.

Porsche y Aston Martin, récords en subasta de RM Sotheby's

Entre otros modelos subastados se encuentran un Ferrari 250 GT Cabriolet de 1960, vendido en $1.7 millones, un F40 cuyo precio alcanzó los $1.2 millones, y un Enzo que no alcanzó el precio de reserva establecido en la subasta.

Un Alfa Romeo roadster del 52 y un Austin Princess del 56 pertenecientes a John Lennon tampoco fueron vendidos, mientras que la sorpresa fue un Iso Grifo “descubrimiento de cobertizo” que se esperaba fuera vendido en hasta $70,000 pero su precio fue de $128,000.

En total se vendieron 86 autos (76% de los consignados) para un total de $28.7 millones en ventas.

You may also like

Sign In

Reset Your Password

Email Newsletter